3 de septiembre de 2012 13:55 PM
Imprimir

Plantar una hectárea de papa cuesta US$6.000 contra US$400 para hacer una de soja

“Estamos hablando de cerca de US$6.000 para plantar una hectárea de papa versus US$400/600 que hacen falta para hacer una hectárea de soja", resumió tajante Sergio Costantino. Por lo menos, 10 veces más que el costo de un cereal o una oleaginosa.

Este productor bonaerense señaló que la campaña había sido buena a pesar de que seguían los problemas de arrastre de campañas anteriores. Sin embargo, puntualizó que “hubo una inundación muy grande que afectó todo el corredor de papa desde Azul hasta Necochea, que es la zona más importante de producción de papas del país, y que cuando quedaba alrededor del 10 por ciento para recolectar, y previo a haber sufrido heladas y algunas otras inclemencias climáticas, se sumaron las fuertes inundaciones que no solo afectaron a la papa, sino también a gran parte de la producción agropecuaria”.

Según este productor papero, , los principales problemas “vienen de campañas anteriores, producto de que hemos sufrido cierta crisis económica en el sector desde hace 4/5 años que hizo que se redujese la superficie. Algunos productores paperos tradicionales desaparecieron y otros se trasladaron a la soja, más que nada los que eran propietarios de campos, por lo que es de público conocimiento: el precio de la soja. Eso hizo que se redujese la superficie, y dentro de esta, otra parte poco a poco fue desplazándose a lo que es la industria productora de papas pre fritas congeladas. Entonces cada vez quedó menos superficie de papa destinada a consumo. Ante una circunstancia
climática adversa como la que sufrimos este año, esa oferta quedó muy sensible,  a tal punto que, como se vio afectada la segunda zona más importante, que es Córdoba y Villa Dolores, por heladas en la época de cultivo, y al ser un cultivo que se rige por oferta y demanda, al reducir la oferta el precio tendió a acomodarse en otros niveles hasta que la demanda dijo que no podía pagar más”, explicó en dialogo con Radio Colonia.

También consideró que “Los problemas (de precio) fueron a causa de la reducción de la superficie que hizo que en este momento, por problemas climáticos, quedara menos papa para vender.
Después el consumo se redujo producto de ese aumento de precio. Pero el problema grande es la falta de oferta, no hay mucha más explicación en esto”.

Finalmente señaló que “Si nos referimos a hace 10 años, en el sudeste de la Provincia de Buenos Aires se llegaban a producir cerca de 40.000 hectáreas de papa. Antes de que apareciera la industria eso iba todo a consumo fresco. Hoy estamos hablando de 25.000/27.000 hectáreas, de las cuales el 40 por ciento va a la industria. Es decir que estamos destinando un 30 por ciento/40 por ciento de lo que producíamos hace 10 años. La oferta en cuanto a superficie cayó en forma importante, y no fue compensada con la productividad. Y la tendencia sigue siendo esa porque es muy difícil entrar y salir en la papa. Como todo cultivo intensivo necesita una infraestructura que hace muy costoso llevar adelante una hectárea de papa.”, finalizó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *