4 de septiembre de 2012 10:31 AM
Imprimir

Cristina negó un atraso cambiario y dijo que trabas a importaciones “son un mito”

La Presidenta aseguró que el tipo de cambio “no está atrasado” frente a una multitud de empresarios e industriales. Y rechazó una suba del dólar para ganar competitividad.

Con motivo del festejo del Día de la Industria y rodeada de empresarios de las más variadas vertientes, la presidenta Cristina Fernández utilizó la cena organizada en el predio de Tecnópolis para enviarle al sector empresario varios mensajes. Aseguró que no fomentará una devaluación y que hay “mucho mito urbano” respecto de las trabas a las importaciones.
Pero también se mostró comprometida en apurar la sanción de una nueva Ley de Riesgos de Trabajo, que “elimine la doble vía y no fomente así la industria del juicio”.
“Quiero que este sea el último año donde tengamos que seguir discutiendo por una nueva norma de ART. La propuesta que tiene esta Presidenta es lograr la eliminación de la doble vía”, disparó la mandataria, seguida de fuertes aplausos. “No aplaudan tanto que no dije todo”, se apuró a decir Cristina, para luego explicar de qué forma cree conveniente desalentar el cobro de la indemnización por un accidente laboral y luego el inicio de un juicio para obtener la diferencia. Según afirmó, debería considerarse una actualización anual de los montos indemnizatorios en el marco del Consejo del Salario y no por un índice -el RIPTE- como está planteado en el borrador de proyecto de ley impulsado por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.
Frente a más de 1.500 asistentes, entre empresarios de la UIA, la Confederación de la Mediana Empresa (CAME), la CGE, la CGERA, la Cámara de la Construcción, entre otras entidades, además de legisladores, gobernadores y la mayoría de los miembros del gabinete; Cristina habló del dólar y las importaciones. La Presidenta acudió a las declaraciones realizadas a El Cronista por el titular de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, respecto de que la matriz productiva argentina tiene todavía una fuerte dependencia de las importaciones y que no es bueno frenarlas. El dirigente industrial la escuchaba desde la mesa principal (ver aparte).
“También se dice que el tipo de cambio está retrasado”, manifestó, en una clara alusión a los reclamos de la industria sobre la suba de costos internos y la pérdida de competitividad. Y continuó: “La suba del dólar va en contra de reconvertir la matriz productiva. Tiene que haber un tipo de cambio de equilibrio para continuar el proceso de sustitución de importaciones y a la vez cuidar el salario de los trabajadores”. Según ella, “hay inconsistencias en los planteos de los empresarios.

Fuente: El Cronista

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *