6 de septiembre de 2012 12:30 PM
Imprimir

Senasa implementó nuevos programas para el control permanente de contaminantes en alimentos

Tanto el Creha animal como el vegetal trabajarán con un Plan de Muestreo para detectar sustancias o microorganismos que superen los límites máximos permitidos en la cadena agroalimentaria

 

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) puso en marcha dos programas para el control permanente de contaminantes en alimentos de origen animal y vegetal, con el objetivo de asegurar la correcta aplicación del Código Alimentario Argentino y preservar la salud de la población.

Los programas nacionales de Control de Residuos, Contaminantes e Higiene de Origen Animal (Creha animal) y de Vegetal y Piensos (Creha vegetal), coordinarán acciones entre las distintas áreas del Organismo a fin de proteger al consumidor y asegurar la calidad de los alimentos.

Ambos programas utilizarán un Plan de Muestreo, que permitirá detectar la presencia de sustancias o microorganismos que superen los límites máximos permitidos en la cadena agroalimentaria.

En este sentido, se realizará un trabajo conjunto entre las direcciones nacionales de Sanidad Animal; Protección Vegetal; Agroquímicos, Productos Veterinarios y Alimentos; e Inocuidad y Calidad Agroalimentaria; y general de Laboratorios y Control Técnico; así como también con los centros regionales del Senasa.  

Los planes y técnicas de muestreo serán actualizados de manera continua de acuerdo a los cambios en los modos de producción, en las cadenas de comercialización, en el transporte, en la manufactura y en los avances científicos relacionados a esta temática.

Tanto el Creha animal como el vegetal funcionarán bajo la órbita de la Coordinación de Vigilancia y Alerta de Residuos Contaminantes (COVARC), que tiene dentro de su ámbito la aplicación de un Sistema de Alertas y Seguimiento (SAS).

Dicho Sistema gestionará una base de datos y realizará un seguimiento de alertas internas y externas sobre residuos, contaminantes e higiene en los alimentos.

Fuente: Senasa

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *