6 de septiembre de 2012 00:42 AM
Imprimir

Embajadores de la vitivinicultura mendocina

“Aquí atesoramos nuestra historia junto al secreto de las mejores uvas”, reza la frase de presentación de la Bodega Boutique Clos de Chacras, que ayer se hizo acreedora del oro en el rubro Pequeñas Bodegas en el marco de la novena edición del concurso Best Of Mendoza’s Wine Tourism 2013.

Esta fue premiada con la máxima distinción -en una categoría innovadora- junto a otras siete, que también recibieron el oro en igual número de rubros. Por ello participarán en noviembre del concurso mundial, que se realizará en Florencia, Italia.

Por los pasillos de Clos de Chacras corre verdaderamente la historia. Es que está instalada en un edificio de 91 años y que supo pertenecer a Bautista Gargantini, quien fuera un hombre pionero en la industria vitivinícola, enfocado a hacer grandes cantidades de vino común para el mercado nacional.

Esto sucedió hasta 1980, cuando la bodega tuvo que ser vendida. Afortunadamente, Silvia Gargantini -nieta de Bautista- recuperó en 1987 la empresa familiar junto a Alejandro Genoud creando Clos de Chacras.

En 2003 comenzó a ser restaurada y un año mas tarde empezó la elaboración de vinos. Desde hace cuatro años está abierta al turismo y además posee un restaurante que trabaja desde hace tres años.

“El proyecto elaborando vinos es bastante nuevo. Estamos enfocados en vinos de media y alta gama. Somos nuevos y pequeños en un edificio grande y antiguo”, destacó Federico Crowe encargado de turismo y mercado interno del establecimiento vitivinícola. Agregó que solo 10 por ciento de su producción (unas 60 mil botellas al año) en vinos malbec, cabernet sauvignon, merlot y chardonnay, se destina a la Argentina.

En tanto, el proyecto turístico incluye visitas guiadas, degustaciones y el restaurante. “El mismo restaurante lo utilizamos como sala para artistas locales”, describió Crowe.

Una parte importante del estilo y del recorrido de la bodega a la hora de hacer turismo tiene que ver con las bondades del edificio ya que se contrasta la elaboración de vinos modernos para el mercado de exportación con las cuestiones históricas propias de la elaboración del vino en la época de Bautista Gargantini.

“Vamos confrontando con prácticas de la enología moderna mostrando la tecnología necesaria para la vinificación, la higiene, los controles de temperatura, la crianza en barricas y conceptos que son bastante nuevos en las últimas dos o tres décadas”, explicó el representante de los dueños en el encuentro. Para el turismo Clos de Chacras está abierto de lunes a sábado a día completo con reserva previa. “Nunca hemos dicho que no ni hemos rebotado a un turista pero es bueno que hagan reserva previa para una mejor organización y servicio acorde”, agregó Crowe.

Otra de las características de esta bodega boutique es que trabaja con pequeños grupos de turistas – no más de ocho personas – porque no cuenta con un espacio demasiado grande para trabajar, pero también como una manera de marcar un estilo propio. Los recorridos son en español, portugués e inglés.

“La idea de operar con grupos personalizados tiene que ver con adaptarse a los requerimientos de cada uno de nuestros visitantes. Hay mendocinos o argentinos con poca experiencia en vinos y como es la primera bodega que visitan pueden necesitar determinado tipo de información. Pero, generalmente, trabajamos con visitantes extranjeros que gustan de pequeñas bodegas y no quieren pasear por otras de mayor tamaño.

Respecto de este reconocimiento otorgado por los organizadores del concurso Best Of 2013, Crowe aseguró que se sienten muy felices. “No nos habíamos postulado nunca para estos premios. Pero ahora consideramos que el proyecto nuestro estaba maduro, con buena estructura, más organizado y en buen funcionamiento. Además, estábamos recibiendo buenos comentarios de los visitantes y el hecho de que el ministerio de Turismo haya abierto esta categoría fue nuestro empujón final para presentarnos”, finalizó el representante de Clos de Chacras.

Fuente: Los Andes

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *