7 de septiembre de 2012 12:50 PM
Imprimir

Scioli no consiguió apoyo para la nueva reforma impositiva

Los borradores con los nuevos impuestos circulaban por la Legislatura bonaerense. El paquete fiscal estaba “avanzado” y su llegada era “inminente”, repetían los legisladores kirchneristas y opositores de ambas cámaras. Pero el sciolismo decidió enfriar su tratamiento y podría presentar los aumentos y nuevos impuestos junto al proyecto de Presupuesto 2013. Lo que pasó en […]

Los borradores con los nuevos impuestos circulaban por la Legislatura bonaerense. El paquete fiscal estaba “avanzado” y su llegada era “inminente”, repetían los legisladores kirchneristas y opositores de ambas cámaras. Pero el sciolismo decidió enfriar su tratamiento y podría presentar los aumentos y nuevos impuestos junto al proyecto de Presupuesto 2013.

Lo que pasó en el medio fue que tanto los bloques de la oposición, que tienen mayoría en Diputados, como el kirchnerismo, que domina ampliamente el recinto del Senado, anticiparon objeciones y condicionamientos a los aumentos en danza.

Según fuentes de ambas Cámaras consultadas por LA NACION, el paquete fiscal incluía crear una cuota adicional del inmobiliario urbano para las viviendas de más de $ 350.000, otra para los autos de más de $ 120.000, un
aumento del 2 por ciento en Ingresos Brutos para los bingos, la aplicación del impuesto de sellos a los pools de siembra y un gravamen a las compras con tarjeta de crédito y en dólares.

La medida central era el ofrecimiento a 1000 empresas que más facturan para que anticipen cuotas de Ingresos Brutos.

Desde La Plata distribuyeron culpas por la demora en el tratamiento de la segunda reforma tributaria en lo que va del año. Por un lado, señalaron a los diputados opositores, quienes condicionan su apoyo a que el gobernador Daniel Scioli denuncie el pacto fiscal por el cual la Casa Rosada retiene el 15 por ciento de la coparticipación provincial.

Sin embargo, desde el Poder Ejecutivo atribuyeron la resistencia opositora a la cuota adicional para las casas de más de 350.000 pesos. Los opositores repiten que no tienen inconvenientes en aumentar los impuestos que pagan los countries (una medida que no necesita una ley, sino un cambio administrativo en Catastro), pero que no avalan una suba generalizada.

Desde el sciolismo también dejaron trascender “falta de sintonía” con la tropa de senadores comandada por el
vicegobernador Gabriel Mariotto, algo que negaron desde la Cámara alta provincial.

Una fuente calificada por su cercanía a Scioli, sin embargo, planteó que “no existe demora” en el envío del paquete fiscal “porque nunca hubo apuro en presentarlo”, pese a la necesidad de fondos de la provincia.

“Hay una decisión de seguir definiendo borradores que pueden tratarse junto a la ley de presupuesto, sobre la que ya se está trabajando”, indicó el vocero, a tono con el optimismo que predica su jefe.

Impuestos y aguinaldos

Los aumentos buscan cubrir el pago para los estatales

1200 Millones
Espera conseguir Scioli con el nuevo paquete fiscal, hoy demorado.

800 Millones
Se espera cobrar por un anticipo fiscal a las 1000 empresas más grandes.

2200 Millones
Necesitará la provincia para pagar los aguinaldos, en diciembre.

Fuente: La Nacion

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *