8 de septiembre de 2012 16:15 PM
Imprimir

El 12 por ciento de la provincia bajo el agua

Las producciones más afectadas son la ganadería y la apicultura. Los chacareros de los 17 distritos que ya fueron declarados en emergencia podrán prorrogar el pago de deudas bancarias e impuestos.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires informó que hay aproximadamente 3,5 millones de hectáreas inundadas, un 12 por ciento del total del distrito. Según un informe del Ministerio de Asuntos Agrarios, que conduce Gustavo Arrieta, las producciones más afectadas son la ganadería y la apicultura. En cuanto al área sembrada de trigo y cebada, hay aproximadamente 412.590 hectáreas afectadas, de un total de 3,02 millones, un 14 por ciento. “Cada productor afectado debe ir a su municipio y llenar una declaración jurada muy simple para poder acogerse al mecanismo de emergencia o desastre, según corresponda”, indicó ayer Arrieta. La Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario de Buenos Aires declaró anteayer la emergencia en 15 distritos y prorrogó ese estado en otros dos.

Como parte de las medidas que contempla la declaración de “emergencia y desastre agropecuario”, hay productores que podrán prorrogar el pago de deudas bancarias e impuestos, mientras que los más afectados tendrán la chance de diferir vencimientos de deudas por un tiempo más prolongado. Arrieta también anunció que entre jueves y viernes de la semana próxima el gobierno provincial “entregará 2500 toneladas de granos a productores afectados”, para poder alimentar el ganado en sus campos.

Según las autoridades bonaerenses, las lluvias de agosto generaron “un exceso de agua” en campos del centro y sudeste bonaerense, mientras que, con las precipitaciones de septiembre, la problemática se extendió hacia áreas periféricas. Los distritos declarados bajo emergencia o desastre fueron Coronel Pringles, Saavedra, Tordillo, Villarino, Azul, Benito Juárez, Alvear, González Chaves, General Pueyrredón, Guaminí, Laprida, Las Flores, Necochea, Saladillo, San Cayetano, Tandil y Tapalqué.

Además de estos municipios, podría sumarse Pehuajó, que con las lluvias de los últimos días registra un 80 por ciento de su superficie con problemas hídricos. En Trenque Lauquen, también sobre la ruta 5 y ubicado a unos 80 kilómetros de La Pampa, la situación es considerada “grave”.

Según los datos recabados por el Ministerio de Asuntos Agrarios y las entidades patronales, los principales perjuicios económicos se dieron en el stock ganadero y en la producción apícola. También se vieron afectados campos que generalmente eran utilizados para pastoreo.

Para los dirigentes de Carbap, la cifra oficial de las hectáreas afectadas sería mayor a la informada por Asuntos Agrarios. Para esta entidad estarían afectadas 5 millones de hectáreas, mientras que para la Federación Agraria serían 10 millones.

El vicepresidente de la Federación Agraria, Guillermo Gianassi, sostuvo que “los productores pasamos de la sequía que tuvimos en enero a la terrible inundación que tenemos ahora, con pérdidas millonarias”. “Tenemos esta situación muy crítica que se suma a los problemas de los pequeños productores, ya que el gobernador Daniel Scioli no ha firmado aún el decreto convalidando las emergencias”, agregó Gianassi. Sin embargo, la Emergencia sí fue decretada por la Comisión que tiene a su cargo el análisis de la situación. Las soluciones para los productores llegarán en el momento en que tengan que diferir el pago de impuestos.

Para no perder la costumbre, los dirigentes de las patronales agropecuarias aprovecharon las inclemencias climáticas para sumar reclamos, o mejor dicho, reavivarlos. Uno de ellos fue Hugo Luis Biolcati, quien el 27 de este mes dejará la presidencia de la Sociedad Rural. “Parece un chiste, pero veníamos de una sequía formidable y ahora, una inundación terrible. Las imágenes son desoladoras, recorrer las zonas supera lo que uno puede imaginar, con vacas pariendo en el agua y terneros que mueren al nacer. Son cosas de la naturaleza, pero con obras, el daño sería menor y de más rápida solución. El agua tarda en irse y pasan años para que los suelos se recuperen”, sostuvo Biolcati.

Sin embargo, Arrieta afirmó que frente a lo que fue el “agosto con más lluvias en los últimos 60 años, si no se hubieran hecho las obras públicas que hicimos en los últimos años en esas zonas, estaríamos mucho peor”.

Por su parte, la vicepresidenta de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Norma Urruty, indicó que “hay zonas afectadas que involucran a casi todas las producciones más convencionales, por ejemplo trigo y cebada, como en la zona de Tres Arroyos”. Para Carbap, las pérdidas económicas serían cercanas a los 4500 millones de pesos. Además, según esta entidad deberían agregarse más localidades en el esquema de las emergencias declaradas, como por ejemplo Tres Arroyos, González Chávez y San Cayetano.

La semana próxima, la Federación Agraria realizará una asamblea en Bolívar, junto a los productores y a las entidades de todos los distritos afectados, “para decidir los pasos a seguir por la Mesa Agropecuaria de la provincia”. Los dirigentes no descartan endurecer sus reclamos.

Fuente: Pagina 12

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *