11 de septiembre de 2012 12:33 PM
Imprimir

Campaña de caballa a bordo del Oca Balda

La cuenta pendiente que la dirección del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) mantenía con los integrantes del Programa Pesquerías de Peces Pelágicos y Ambiente Marino será saldada en breve cuando se ponga en marcha la campaña de evaluación sobre la caballa, uno de los dos recursos principales de este grupo ictícola del caladero nacional.

El cronograma inicial marca el inicio del relevamiento para este viernes 14 de septiembre, aunque según confiaron fuentes del organismo, todavía quedaban algunos detalles pendientes en el Oca Balda, embarcación en la que se llevará adelante la campaña. La fecha no está absolutamente confirmada. Ayer en el INIDEP aseguraban que si no partía el viernes, lo haría los primeros días de la semana que viene.

El buque de investigación fue puesto en valor recientemente por el INIDEP en el Astillero Río Santiago, habiéndose invertido más de 1,3 millones de pesos para recuperar sus prestaciones. Llegó al puerto a mediados de julio y si bien se pronosticaron 15 días más para ajustar tableros y terminar con las pruebas, recién en los últimos días esas dificultades quedaron resueltas.

Los investigadores del Proyecto advierten desde hace tiempo sobre la necesidad imperiosa de contar con una campaña de evaluación que les permita conocer de manera más fiel lo que ocurre en la pesquería como para hacer las estimaciones de abundancia con información actualizada. La última sugerencia quedó plasmada en el Informe Técnico 25/11. Razones le sobran: la última campaña se realizó en el año 2000.

El apuro y la preocupación de los científicos aumentaron sobre todo desde que hace dos años los desembarques de esta especie pelágica se despegaron muy por encima del promedio histórico. En el 2010 cuando se dispararon las capturas y los desembarques superaron las 27 mil toneladas, hubo un 30 por ciento más de barcos que declararon desembarcar caballa.

Según pudo saber REVISTA PUERTO la campaña tendrá una duración de 8 días. En ese tiempo el objetivo central será evaluar de manera acústica la abundancia del stock al sur del 39º. Dentro de dicha área hay particularmente un sector de mayor interés: la zona conocida como El Rincón, donde se han registrado los mayores niveles de actividad de la flota comercial.

Si bien los armadores pesqueros lamentaron el bajo precio de la caballa en muelle y hubo límites para que la flota de mayor porte la tuviese como especie objetivo, los niveles de desembarque no son malos. La estadística oficial marca que hasta el 1 de septiembre la flota declaró descargar más de 7 mil toneladas.

Con la campaña de caballa vuelve a estar activo el Capitán Oca Balda, tras ocho meses de intensas reparaciones en el astillero de la Provincia de Buenos Aires. Las tareas incluyeron la puesta a punto de sus cuatro laboratorios (química, oceanografía, biología y acuario) y dos gabinetes (hidroacústica y computación).

Fuente: Revista Puerto

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *