11 de septiembre de 2012 10:50 AM
Imprimir

La AFIP estudia cobrar un impuesto aduanero en los free shops

En medio de los controles para desalentar la compra de dólares, la Administración Federal de Ingresos Públicos analiza aplicar el impuesto aduanero en los free shops para frenar las compras en esas tiendas. También se estudia el recargo del 15% en paquetes turísticos en pesos.

Así lo indicaron fuentes oficiales a LA NACION, tras varios días de rumores sobre esta medida, al precisar que el organismo que maneja Ricardo Echegaray podría aplicar la medida obligando a las tiendas libres de impuestos a retenerles este gravamen a sus clientes cuando efectúen las compras.

Aunque en la larga cadena de medidas para restringir los consumos en el exterior todavía no se oficializó este nuevo control, se da por descontado que el organismo lo pondrá en marcha con la excusa de buscar desalentar la evasión fiscal. En el organismo no respondieron a las consultas sobre el tema, pero LA NACION pudo saber que está en estudio y que Echegaray decidirá con el resto del Gobierno su modalidad.

Una de las alternativas que estudiaron los técnicos de la AFIP es que en las cajas de los free shops directamente se retenga el impuesto aduanero único, consistente en una tasa del 50% sobre el excedente de la franquicia de US$ 300 vigente para estas tiendas para cada viajero. Ese dinero, libre de impuestos, es adicional al que pueden traer los turistas en bienes comprados fuera del país, por el mismo monto de 300 dólares.

Aunque actualmente quienes regresan al país deben declarar voluntariamente si gastan una suma superior para pagar la diferencia, la AFIP no quiere que se le escape nadie y por eso obligaría a las empresas concesionarias a actuar como agentes de retención.

No existen cifras oficiales sobre los ingresos recientes, pero en 2010 ascendieron a US$ 250 millones.

La sensación de los agentes fiscales es que, en forma paralela al crecimiento de las compras en el exterior, también crecieron las adquisiciones en estos locales, manejados por Dufry AG, controlada a su vez por el fondo de inversión Advent International Co.

La firma suiza compró por medio de cuatro operaciones distintas 21 free shops localizados en aeropuertos de la Argentina, Uruguay, Ecuador, Martinica y Armenia, por una suma total de US$ 957 millones, al empresario Eduardo Eurnekian, de la Corporación América, que maneja la concesión de Aeropuertos Argentina 2000.

La operación incluyó una superficie total de 8000 metros cuadrados explotados por este fondo de inversión en el país, según la última información disponible.

Las empresas adquiridas incluyen a Interbaires SA, propiedad de Inversiones y Servicios SA, operadora de los free shops en los aeropuertos de Buenos Aires (Ezeiza y Aeroparque), Córdoba, Mendoza y Bariloche, según datos del sector.

Entre 2009 y 2010, la Corporación América logró primero la ampliación de la concesión del manejo de los principales aeropuertos en la Argentina hasta el año 2017. Con esta decisión, el grupo pudo extender la concesión de la explotación de los free shops a Interbaires por el mismo período.

Paralelamente, la AFIP también piensa si aplica o no la imposición del recargo del 15% para los paquetes turísticos al exterior pagados en pesos, en sintonía con la medida que ya alcanza a los contratados fuera del país y cancelados con divisas.

Si bien Echegaray le aseguró a la Asociación Argentina de Agencias de Viajes (Aaavyt) la semana pasada que no habría un gravamen a los consumos en pesos, está avanzando la idea de castigar por completo todas las vías ligadas al turismo en el exterior.

Esta retención puede ser aplicada como anticipo a cuenta de Ganancias y Bienes Personales por los trabajadores en relación de dependencia. La AFIP aún debe definir si la devolución será en forma anual, como el impuesto, o si para los empleados de la cuarta categoría lo hacen en forma mensual, para evitar un efecto financiero desfavorable.

En el caso de los monotributistas que no pagan Bienes Personales -en Ganancias están exentos-, deben tramitar ante el organismo fiscal un comprobante para poder gozar del mismo beneficio. Sin embargo, la AFIP aún no reglamentó ese mecanismo.

En cambio, ya están desplegados los controles desde principios de septiembre para las compras en dólares, por lo que la AFIP planea recaudar unos US$ 40 millones adicionales por mes, una suma relevante en un contexto de creciente debilidad de las cuentas públicas

Fuente: LPO

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *