12 de septiembre de 2012 13:14 PM
Imprimir

La ganadería puede ser una herramienta de supervivencia para los más desfavorecidos

Una nueva publicación de la FAO subraya la importancia de políticas específicas y la creación de capacidad.

La FAO asegura que una política hecha a la medida y los cambios institucionales adecuados pueden ayudar a aprovechar el potencial del sector ganadero para la reducción de la pobreza.

La FAO ha publicado el libro Desarrollo del sector pecuario para la reducción de la pobreza: una perspectiva económica y política, en el que se recopilan evidencias de una amplia gama de fuentes y puntos de vista que muestran que la inversión en ganado puede sostener los medios de vida y estimular el crecimiento económico. Ilustra que las buenas políticas e instituciones son esenciales para apoyar el desarrollo equitativo sector ganadero. Pero también advierte que el contexto específico de cada país hace que no funcione un enfoque único de cambio institucional y político: identificar la reforma institucional y política más adecuada requiere dejar espacio a la experimentación y al aprendizaje de los éxitos y fracasos asociados
“Aunque se calcula que 750 millones de pobres constituyen una parte importante del sector ganadero, sólo una pequeña minoría ha sido hasta ahora capaz de aprovechar las oportunidades que ofrece el crecimiento del sector ganadero”, escriben los autores. “En la mayoría de los casos, los gobiernos no formulan políticas que son deliberadamente contrarias a los pobres; pero no se dan cuenta de que el crecimiento económico, aunque necesario, no siempre es suficiente para reducir la pobreza “, explican.
Además, los autores también argumentan que es importante que se distingan entre las políticas relacionadas con el sector ganadero que conducen al crecimiento económico y los cambios institucionales y políticos que ayudan a las familias más pobres a sobrevivir o mejorar sus medios de subsistencia. Esto es especialmente importante en áreas donde el nivel de pobreza entre los ganaderos es particularmente alto. Por ejemplo, en el África subsahariana donde se estima que más del 85% de los criadores de ganado pobres viven en condiciones de pobreza extrema.
Para las personas que viven en esta situación, los autores señalan que “el ganado puede no ofrecer muchas oportunidades de crecimiento, pero es más probable que actúe como red de seguridad: herramienta de supervivencia, en lugar de herramienta para el desarrollo”.
El libro, subtitulado Las muchas virtudes de la ganadería, es el último de una serie de publicaciones que se incluyen en la Iniciativa de políticas pecuarias a favor de los pobres (PPLPI, por sus siglas en inglés), un esfuerzo de la FAO a nivel mundial iniciado hace una década y financiado principalmente por el Departamento del Reino Unido para el Desarrollo Internacional (DFID) para mejorar la política del sector ganadero de manera que aumente los beneficios para los pobres.

Fuente: PV

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *