13 de septiembre de 2012 18:12 PM
Imprimir

Romero cerró su planta productora de aceite de oliva en Catamarca y despidió a 48 empleados

El cierre de la finca dejó a 48 empleados sin su fuente de trabajo.

En ese marco, el actual senador nacional por esa provincia, Juan Carlos Romero, propietario de la empresa, confirmó su cierre “definitivo”.

Según el diario catamarqueño Romero aseguró que buscó financiamiento y que ante la imposibilidad que presentaban los bancos catamarqueños se vio obligado a cerrar la empresa porque, según dijo, no podía sostener los gastos.

“No es una decisión que se tomó ahora; esta situación es producto de una crisis que se viene arrastrando desde hace 5 años. A esto se suman los precios internacionales deprimidos, costos internos crecientes y la imposibilidad de financiamiento a pasos razonables”, explicó el ex primer mandatario salteño en diálogo con el diario.

Según Romero, la crisis olivícola no es problema de las plantaciones de Catamarca. Expresó que es un problema que viene atravesando el sector producto de la crisis europea, que provocó una caída en el consumo.

Y agregó que en la última década, la demanda mundial de aceitunas y de aceite de oliva creció menos que la oferta.

“Buscamos todas las formas para salvar la empresa que durante 20 años ininterrumpidos trabajó no sólo en la producción de aceites, sino que fue líder en materia de investigación en el sistema productivo”, afirmó Romero.

Por su parte, los empleados se manifestaron ayer frente a las instalaciones de la finca.

El lunes ya se les había anticipado que la empresa cerraría sus puertas y ayer llegaron finalmente a un acuerdo con la patronal.

Los trabajadores señalaron a este diario que no habían recibido notificación formal por las desvinculaciones.

Frente a esta situación y ante la falta de respuestas, los obreros decidieron presentarse ayer en la finca y esperar una decisión formal o una designación de nuevas tareas.

Con el correr de las horas y ante la ausencia advirtieron que si no obtenían respuestas de algún directivo de La Bonita cortarían la ruta.

Finalmente, en horas de la tarde, los empleados levantaron la medida de fuerza, luego de firmar un convenio que establece que se pagará la indemnización en dos cuotas. Por su parte, el encargado de La Bonita, Hugo Macías, dijo que la empresa abonará en las próximas horas el mes de septiembre y el aguinaldo. Y explicó que el pago de la indemnización se realizará en dos partes en un plazo no superior a 30 días.

Por su parte, la gobernadora Lucía Corpacci, durante un acto oficial, dijo que el cierre de La Bonita la tomó por “sorpresa” y aclaró que la empresa había replanteado un programa de trabajo pero no anticipó despidos. Corpacci recordó que el sector olivícola recibió en 2011 más de $ 6 millones de asistencia, y agregó que el precio del aceite de oliva subió en el mercado.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *