13 de septiembre de 2012 19:13 PM
Imprimir

El mijo y la quinoa abren las posibilidades culinarias para celíacos

Son novedosos, saludables y ricos en fibra y antioxidantes, aunque su principal atractivo es que no contienen gluten: cereales como la quinoa y el mijo ganan presencia en las tiendas y amplían las opciones culinarias para celíacos, aunque no todo el mundo sabe cómo introducirlos en la dieta diaria.

Su versatilidad permite aprovecharlos para una amplia variedad de platos, ligeros, equilibrados y fáciles de preparar, como los que ha mostrado a Efeagro el chef de Ecocentro, José Antonio Romero.

Con la quinoa, un seudocereal (botánicamente no es cereal, pero presenta propiedades nutritivas similares) cultivado en el altiplano andino, el cocinero propone un tabulé elaborado con pimiento, tomate y aliño de lima o limón, presentado sobre unos cogollos de lechuga y decorado con brotes de soja.

“Con las verduras en crudo puede servir de plato refrescante para el verano, aunque también es apto para el invierno si se templan las verduras”, ha explicado Romero.

Más exótica resulta otra de sus recetas de ensalada, la de mijo, considerado un cereal menor al no tratarse de los más extendidos en el mundo -trigo, arroz y maíz-, y cultivado de forma más generalizada por el continente africano.

Fusión

En este plato se fusiona la cocina latinoamericana con la gastronomía nipona, ya que utiliza el aguacate y el palmito como ingrediente base, pero los adereza con jengibre marinado y alga khori.

También con el mijo, Romero idea un segundo plato muy completo: pimientos de piquillo rellenos de verduras y mijo, con salsa de almendras, una propuesta que también permite tomar la receta en frío o caliente.

En este menú saludable y apto para celíacos, tampoco falta el postre, ya que cada vez hay más harinas de cereales alternativos al trigo, que ofrecen muchas posibilidades en bollería y repostería, y que además de no contener gluten completan sus cartas de postres con nuevos sabores.

Por ejemplo, con harina y leche de quinoa se puede elaborar un creppe vegano y bajo en calorías, acompañado con una mousse de algarrobo, que sustituye el chocolate, y nata de leche de soja.

Fuente: EFE

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *