14 de septiembre de 2012 00:08 AM
Imprimir

Agricultura avanzó en acuerdos para la exportación de maíz a China

Si bien existe la apertura para la venta del cereal a ese país se registra poco intercambio. Autoridades nacionales se reunieron para clarificar “dudas respecto de eventos transgénicos de granos aprobados para su comercialización en la Argentina”, con sus colegas chinos.
El Ministro de la Administración Estatal de Granos (AEG) de China, REN Zhengxiao, destacó que este año China lleva compró 2,4 millones de toneladas de productos de soja a la Argentina, lo que significa un diez por ciento más que el primer semestre del año anterior.

En ese marco, el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Norberto Yauhar, apuntó sobre la recuperación en las ventas de aceite de soja a China y el interés de Argentina de consolidar su posición como proveedor de granos y sus derivados a ese país.

Por otra parte, en el encuentro se hizo hincapié en la importancia de la firma del “Memorando de Entendimiento sobre Cooperación en Materia de Granos” entre ambos Ministerios en junio pasado durante la visita del Primer Ministro WEN Jiabao a la Argentina.

Yauhar remarcó que se encuentra plenamente operativo el Protocolo Fitosanitario para exportar maíz argentino a China, esperando que las grandes empresas estatales de China (SINOGRAIN, COFCO, Chinatex, entre otras) comiencen prontamente a realizar las primeras órdenes de compra.

Para lograrlo, representantes de la delegación argentina se reunieron con dichas empresas para agilizar los procesos de comercialización. Tanto los representantes de la AEG, como en las posteriores reuniones con los responsables de las empresas estatales chinas, hicieron notar su agrado con el cambio de metodología utilizado por la Argentina al momento de anunciar la disponibilidad de maíz de 15 millones de toneladas de la nueva cosecha.

Fuentes de El Enfiteuta, señalaron no obstante, que uno de los problemas que continúa trabando la exportación del cereal a la República Popular está en el posible rechazo de los embarques al arribo a puerto un riesgo que las empresas no quieren asumir. 

“Las cerealeras no quieren arriesgarse a tener que asumir el costo del envío (y la vuelta o el desvío del grano, eventualmente) si las autoridades sanitarias rechazan alguna carga”, señaló un funcionario argentino a este medio. El temor, aseguran, es por el antecedente de rechazos de embarque que tuvieron que afrontar cerealeras desde los Estados Unidos.

De allí que las autoridades de la cartera agropecuaria abundaron en esa discusión con los funcionarios chinos. Las reuniones mantenidas “sirvieron para clarificar algunas dudas respecto de eventos transgénicos de granos aprobados para su comercialización en la Argentina”, aseguraron desde el Ministerio de Agricultura, y sostienen que la situación “quedó clarificada y zanjada” merced a la intervención del secretario Lorenzo Basso y del subsecretario Oscar Solís.

Por último, las partes acordaron elaborar un Plan de Trabajo que impulse la cooperación entre la Academia de la Administración Estatal de Granos y el INTA, en materia de almacenamiento post-cosecha, procesamiento de granos y normativa de calidad e inocuidad de granos y aceites, entre otros; el intercambio de información sobre estimaciones de producción, entre otros.
Fuente: El Enfiteuta

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *