15 de septiembre de 2012 00:58 AM
Imprimir

Chaco: Capitanich abrió un nuevo frente de batalla con los productores rurales

El gobernador kirchnerista de la provincia planea incluir un “impuesto a la renta potencial a la tierra” en el proyecto de reforma tributaria que enviará a la Cámara de Diputados. Pero los productores chaqueños prometen dar batalla para impedir que se sancione. “Los gobernadores no dudan en sofocar al campo”, lo cruzó el futuro presidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchvehere.

El presente año 2012, en términos de aumentos impositivos para el sector agropecuario, pareciera no estar terminado, sino todo lo contrario, debido a la crisis fiscal y económica que deben atravesar las distintas administraciones provinciales del país.

Ahora le llegó el turno a la provincia de Chaco, cuyo gobernador, Jorge Capitanich, planea incluir un “impuesto a la renta potencial a la tierra” en el proyecto de reforma tributaria que enviará en los próximos días a la Cámara de Diputados provincial.

En rigor, según comentaron a La Política Online dirigentes del campo de dicha provincia, no se trata de un impuesto común y corriente, sino de una novedosa herramienta –jamás antes utilizada- que pretende recaudar millones de pesos al año.

“Una vez más la producción agropecuaria de la provincia se verá perjudicada por el propio gobernador que utiliza argumentos falsos para justificar un impuestazo”, dijo Daniel Karban, presidente de la Asociación de Productores de Chaco.

“No vamos a permitir que nuevamente avancen sobre los productores chaqueños para solventar la burocracia y la ineficacia estatal”, disparó Karban. “Lo único que van a lograr de esta forma es desalentar la producción y empobrecer a la provincia”, agregó.

Así las cosas, el oficialismo chaqueño no afrontará mayores problemas para lograr aprobar la reforma tributaria dado que cuenta con mayoría propia en ambas cámaras legislativas producto de la muy buena elección realizada en 2011.

De todas formas, los dirigentes rurales prometen dar batalla para que la votación no sea simplemente un trámite y planean mantener una serie de reuniones con los legisladores y, si es necesario, manifestarse el día de la sesión frente al recinto.

“Hay una actitud generalizada del gobierno nacional que transfiere el ajuste que dice no querer realizar a las provincias, quienes no dudan en sofocar económicamente al sector productivo”, apuntó el vicepresidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere.

“Todas estas medidas van en contra del verdadero federalismo y atentan contra la capacidad productiva del campo, contra la inversión de largo plazo y contra el desarrollo de los pueblos del interior”, añadió Etchvehere.

En tanto, un dato que resultó un tanto insólito para los productores es que un funcionario del Gobierno de Chaco salió esta semana a justificar el proyecto al asegurar que el mismo busca “evitar la expulsión de la población por la ganadería extensiva”.

“La intención (del proyecto) es valorar las propiedades en función de la renta normal potencial que estas generan, para que los suelos sean utilizados de acuerdo a la aptitud productiva que poseen”, indicó el ministro de Planificación y Ambiente Raúl Codutti.

Codutti aseguró que en el departamento chaqueño de San Martín existen suelos de clase II y III que, si bien podrían destinarse a la actividad agrícola, actualmente se destinan a planteos ganaderos extensivos, según señala el sitio valorsoja.com.

“Son suelos que deberían volver a la agricultura de manera ordenada y esto implicaría expandir la frontera agrícola en una zona que no debió dejar de serlo en los últimos 10 o 20 años para transformarse en ganadera”, explicó el funcionario de Capitanich.

Promesas incumplidas

A principios de julio pasado LPO había adelantado el malestar de los productores chaqueños por la promesa incumplida de Capitanich de girar 250 millones de pesos destinados a ayudar a agricultores afectados por la sequía.

La cuestión es que ese monto nunca se giró y, según pudo averiguar este medio, el primer mandatario provincial apenas dispuso de unos 50 millones de pesos para paliar la situación de unos 3174 productores (unos $ 15.000 por productor).

En Chaco se comenta que la falta de dinero se debe a que la Nación no está asignando los fondos correspondientes. De hecho, en alguna oportunidad, al gobernador kirchnerista se lo ha escuchado decir que “me plancharon la plata”.

Por último, si bien Chaco no está dentro del grupo selecto de provincias agrícolas, cuenta con una importante producción de soja, algodón y girasol. Además, posee en algunas zonas un rodeo ganadero de muy buena aptitud.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *