15 de septiembre de 2012 11:54 AM
Imprimir

Aditivos y tecnologías en feedlots

Soy director de Nowet Nutrición Animal. La integración de la ganadería y la agricultura a través del feedlot se perfila como la mejor forma de agregar valor a ambas actividades.

Pero la clave para lograr la máxima rentabilidad y cuidar el medio ambiente es ser muy eficientes en la conversión alimenticia. Es importante optimizar la formulación de las raciones, tener protocolos de control de calidad de materias primas y de alimento terminado, usar tecnologías para el procesamiento de granos como el rolado, el hidratado y la extrusión que mejoran la digestibilidad de los mismos y usar los forrajes procesados en forma eficiente y medio para mejorar la calidad de carne. Además, es crucial tener una rutina adecuada de alimentación para evitar variaciones que pueden desembocar en problemas metabólicos como la acidosis ruminal.

Por ello, hay una marcada tendencia hacia el uso de aditivos que modifican el metabolismo ruminal para aprovechar al máximo el alimento, como son los ionóforos y el ByPro. Los ionóforos (Monensina, Lasalocid, Virginiamicina) son antibióticos que modifican la flora ruminal. Esto permite disminuir la producción de componentes nocivos como el ácido láctico y favorecer el aprovechamiento energético. El ByPro, en cambio, es un aditivo a base de taninos naturales seleccionados que actúan sobre el metabolismo proteico. Operan en el rumen uniéndose a las proteínas, disminuyendo la fermentación ruminal y liberándolas en el abomaso e intestino delgado (efecto By Pass), lo cual aporta mayor eficiencia de conversión y deposición muscular.

Fuente: La Nacion

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *