17 de septiembre de 2012 11:13 AM
Imprimir

Sequía hace caer producción rumana de cereales un 35%

Rumania puede perder entre 2.500 millones y 3.000 millones de euros este año por la caída de la producción de cereales a causa de la sequía, según aseguró el presidente de la Liga de Asociaciones de Productores Agrícolas (LAPAR), Laurentiu Baciu, a la agencia Agerpres.

Bucarest – La producción de cereales del país balcánico, uno de los mayores ocho productores de la Unión Europea, sería la más afectada del continente al caer en un 35 por ciento respecto del año anterior, según las estimaciones de un estudio publicado este mes por la Comisión Europea.

Hungría y España son los otros países que más menguan su producción respecto del ejercicio pasado, con una baja de casi el 20 por ciento.

«El mes de julio ha sido el más caluroso en Rumania y el segundo con menos precipitaciones desde 1961», explica la gravedad de la sequía el ingeniero Valentin Apostol, director de la Dirección de Políticas y Estrategias del Sector Vegetal del Ministerio de Agricultura rumano.

El diario bucarestino Evenimentul Zilei informaba esta semana de la subida en un 15 por ciento este mes del precio de la carne, como consecuencia del aumento en un 30 por ciento del precio de los cereales, que se utilizan en los piensos, a causa de su escasez.

Algo parecido ocurriría con el pan y la leche, que según la Federación de Sindicatos de la Industria Alimentaria se encarecerán en un 20 y un 10 por ciento, respectivamente, por la caída de la producción de cereales.

El comisario europeo de Agricultura, el rumano Dacian Ciolos, también ha advertido de los efectos de la sequía para la agricultura y la economía. «En las últimas semanas, la sequía en diversas regiones del mundo ha llevado a un crecimiento dramático de los precios de varias mercancías, sobre todo del maíz y la soja, lo que podría desestabilizar algunos sectores de la agricultura europea», declaró recientemente el comisario.

Un estudio de la Banca Comercial Rumana (BCR) publicado esta semana cifra las pérdidas para la agricultura en 800 millones de euros, y asegura que los daños podrían haberse reducido a la mitad si los agricultores hubieran regado los cultivos o hubieran dispuesto de la maquinaria adecuada.

Según datos del Ministerio de Agricultura, casi cinco millones de hectáreas se han visto afectadas por la sequía en Rumania, y el Gobierno acordó conceder a los productores damnificados subvenciones por un valor total de 43 millones de euros. La falta de equipamiento e infraestructura de riego y la preeminencia de pequeños propietarios con dotaciones técnicas precarias lastran gravemente el potencial de la agricultura rumana.

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *