18 de septiembre de 2012 11:17 AM
Imprimir

Avanza la ley de semillas, pese al rechazo de la Federación Agraria

La entidad quedó en soledad en una posición contraria, mientras que sus colegas de la Mesa de Enlace avalan la iniciativa.
La Federación Agraria Argentina que conduce Eduardo Buzzi pegó un portazo y se retiró de la mesa de discusión en torno al proyecto sobre ley de semillas sobre el que trabajan tanto Estado como la cadena de producción y usuarios del insumo.

Este lunes la FAA hizo pública la decisión de abandonar el espacio de negociación en el que se hallaba en minoría, ya que según fuentes consultadas por El Enfiteuta tanto la CRA como SRA y Coninagro, avalaron finalmente la iniciativa que en breve llegaría al escritorio del Ministro Norberto Yauhar.

Según se indicó a este medio en los próximos días el titular de la cartera agropecuaria tendrá un texto que podría convertirse en el anteproyecto de ley, el que luego deberá elevar a la Jefa de Estado como propuesta para su envío al Congreso de la Nación.

Como último recurso, la FAA emitió una carta al titular de la cartera agropecuaria nacional en la que informa su decisión de abandonar la mesa de discusión sobre la reforma a la ley de semillas que se busca proyectar desde el Ejecutivo Nacional.

“Bajo la apariencia de una búsqueda de consensos, es una mesa donde priman los intereses de las corporaciones por sobre los de soberanía de nuestra Nación y la de los productores en particular”, dice la nota dirigida al Ministro Yauhar.

Los de Buzzi plantean sus discrepancias en torno a una cuestión de “soberanía” en materia semillera, aunque uno de los focos más polémicos de la ley que se busca redactar gira en torno al uso propio del agricultor sobre la semilla de su propia reserva.

La FAA sostiene en la misiva que la entidad no puede “convalidar con nuestra presencia la entrega de la soberanía nacional en materia de semillas, ni la consolidación de la propiedad privada sobre la diversidad biológica y el patentamiento de la reproducción natural de las simientes”.

La entidad federada aclara que no se opone al desarrollo biotecnológico, pero responsabilizó directamente a Yauhar de ampliar la mesa de discusión con la participación de organizaciones cercanas a las empresas semilleras, para dejar en soledad la postura de la FAA.

Esa posición aislada, aseguran en la misiva a Yauhar, “no sería así, si la mesa no fuese inclinada por usted hacia la obtención de la búsqueda de legitimación para un proyecto que beneficie a la empresa Monsanto, pulverizando limitando el derecho de uso propio por parte de los agricultores y legitimando respecto al cobro de regalías extendidas que eternizan y consolidan la concentración de la industria semillera”.

La posición de la FAA es un anticipo de lo que podría esperarse de la discusión política en el Parlamento a partir de las posiciones de los diputados que tienen origen en esa entidad si finalmente la norma es remitida con la firma de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. 

No obstante, sobre la posible ley hay miradas más favorables que aseguran que “el consenso” no implica unanimidad, y resaltan el acuerdo al que se arribó con las demás entidades de la Mesa de Enlace e incluso con los grupos CREA que dieron su aval al ante proyecto.

En el texto de la norma se establece la figura del agricultor exceptuado al pago de patente que integraría de manera automática el padrón del Registro Nacional de Agricultura Familiar (Renaf). También se establece que un agricultor que no entre en la categoría anterior podrá hacer uso propio de la semilla en la misma cantidad que haya adquirido originalmente.
Fuente: El Enfiteuta

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *