19 de septiembre de 2012 09:43 AM
Imprimir

Los ganaderos de Salamanca piden que se mantenga la categoría de recebo

ESPAÑA : Recebo es la categoría intermedia entre el animal alimentado con pienso y el de bellota.

Los ganaderos de Salamanca entienden que es fundamental que no se elimine la categoría de recebo, ante el anuncio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de modificar la normativa del porcino Ibérico, que ha enfrentado a industriales de Guijuelo y de Huelva. Recebo es la categoría intermedia entre el animal alimentado sólo con pienso, es decir, de cebo, y el que engorda los tres últimos meses de su vida con bellota.

“Si nos quitan la categoría de recebo, los que perdemos somos nosotros, ya que no es lo mismo un cerdo que ha comido sólo pienso que otro que ha comido bastante bellota y que, por poco, no es reconocido como tal”, ha asegurado hoy a EFE José Martín, uno de los mayores criadores de extensivo de porcino ibérico.

 

En la zona salmantina de Guijuelo, los industriales y la Denominación de Origen del mismo nombre han asegurado en varias ocasiones que no les importaría que en vez de existir tres categorías, hubiera sólo dos: cebo y bellota.

 

Los responsables de la Denominación de Origen Guijuelo, que controla el 70 de la producción de ibérico de España, pretenden que no se amplíe la superficie necesaria para que engorde un cerdo a base de bellota, mientras que los ganaderos entienden que esta cuestión sí habría que reformarla o, al menos, matizarla.

 

Actualmente, la norma que regula el sector del porcino Ibérico señala que el cerdo será calificado de bellota con una proporción de dos cerdos por hectárea, como máximo.

 

Sin embargo, desde Andalucía se pretende que este baremo sea modificado al alza, con el fin de que, al menos, el cerdo ibérico de bellota sea calificado como tal siempre y cuando haya comido las bellotas de una superficie de una hectárea, con el fin de fomentar que el animal coma más bellotas.

 

En este sentido, los ganaderos de Salamanca entienden que con media hectárea es difícil criar un cerdo de bellota y matizan que cada finca y cada año son diferentes a la hora del engorde, en función de los árboles o en función de la bonanza de bellotas de cada temporada.

 

Otra de las discusiones principales en la que discrepan los industriales de Salamanca y de Andalucía está en el factor racial.

 

En la actualidad, la Norma del Ibérico permite que al embutido se le denomine “ibérico” a pesar de tener cruces con la raza porcina Duroc-jersey.

 

De esta manera, está permitido que una madre ibérica se cruce con un semental Duroc-jersey

 

En Andalucía se ha planteado que hayas dos tipos de nomenclaturas para los ibéricos puros y para los cruzados, algo con lo que no están de acuerdo los industriales de la Denominación de Origen Guijuelo.

 

En este sentido, la Asociación de Criadores de Cerdo Ibérico, a través de su presidenta, Elena Diéguez, considera, en declaraciones a EFE, que esta entidad, la de mayor representación nacional, defenderá la diferenciación entre ibérico y cruzado de ibérico.

 

Asimismo, defiende que la futura norma modificada debe dejar claro las diferencias entre las explotaciones de ibérico extensivo e intensivo.

 

El Ministerio de Agricultura, en un primer borrador, ha planteado que aunque una explotación de ibérico sea en intensivo, el conocido como ibérico de cebo, los animales, en los últimos dos meses tienen que engordar en el campo sobre una superficie mínima de dehesa de 15 animales por hectárea.

 

Esta posible modificación, con la que están de acuerdo los industriales de Andalucía, es a juicio de los industriales de Guijuelo, la que más podría perjudicarles.

 

Para dilucidar todas estas cuestiones, el Ministerio Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha convocado para mañana miércoles a todas las partes, con el fin de consensuar la futura normativa.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *