20 de septiembre de 2012 11:11 AM
Imprimir

“En Santiago se observa un gran desarrollo de los feedlots”

El especialista afirmó que “en el precio de granos hay un gran diferencial respecto del puerto”, lo que consideró “una invitación forzosa a convertirlo en carne”.

El especialista en el mercado ganadero, Ignacio Iriarte, afirmó que en Santiago del Estero se observa “un gran desarrollo de los feedlots”, una situación que trasladó a gran parte del norte del país, apuntalado por “una gran diferencial en el precio de granos respecto del puerto”, lo que consideró “una invitación forzosa a convertirlo en carne”.

En una entrevista con el diario “El Liberal”, Iriarte adelantó parte de la disertación que brindará en la 6ª ExpoBra. “Son mercados que va a ser difícil saturarlos, porque tanto Santiago del Estero, como Tucumán, Salta, La Rioja, Catamarca e inclusive Mendoza son mercados importadores netos de carne, con lo cual si aumentan la producción interna, no se corre peligro por lo menos a la vista, de que se sature el mercado local”.

Y agregó: “Operan con la ventaja enorme de que a medida que crecen los precios de los combustibles, los precios de los granos lejos de los puertos van a estar cada vez más diferenciados de lo que valen en pizarra en Buenos Aires o en Rosario y eso va a ser una ventaja muy grande transformar el grano en carne. Eso ya está sucediendo, no es ningún invento, y tiene todavía un recorrido interesante por hacer”.

Sobre el panorama actual del mercado ganadero, Iriarte afirmó que los precios “hoy en día están estancados” por una mayor oferta estacional de carne. En ese sentido, explicó: “Hubo un retroceso porque está apareciendo toda la hacienda que se encerró entre marzo y junio y que está saliendo y va a seguir saliendo por varios meses, probablemente hasta noviembre o diciembre. Eso sucede todos los años, es estacional, este año ha traído una caída de hasta $ 1,50 en el valor de la hacienda”.

Para el especialista, esta situación se produce todos los años, aunque ahora fue más de lo esperado “básicamente porque se encerró mucho más hacienda que el año pasado, la exportación prácticamente tiene un papel completamente marginal, está en el orden del 6 ó 7% de la demanda total, ya no tiene ningún papel en la formación de los precios, cada vez es mayor la cantidad de carne que tiramos al mercado interno, que está muy complicado por la súper oferta de la carne de pollo”.

Al respecto, Iriarte dijo que la observación es que “en esta parte del año, en el segundo semestre y hasta entrado enero, el mercado está pesado porque hay una oferta estacionalmente muy alta, que tiene mucho que ver con los feedlot, que claramente están reponiendo menos de lo que venden”.

Al hacer un resumen de la perspectiva actual, indicó: “Diría que en el corto plazo va a estar complicado el mercado hasta fin de año, porque nosotros suponemos que como todos los años, a partir de diciembre enero vamos a tener un mercado más firme, con un pico de precio y recuperación de precios hacia marzo-abril, queda un poco lejos, pero estacionalmente el mercado ganadero funciona así”.
Por ello, expresó: “Al productor lo que le diría es que intente, pero no todo el mundo lo puede hacer, en concentrar la producción en los meses de enero-febrero hasta mayo-junio, donde son los meses en que estacionalmente el mercado tiene menos oferta y está más firme”.

Como conclusión, el especialista indicó: “El precio de la carne no va a subir, por el contrario ha retrocedido en los últimos meses en términos nominales, contra la inflación es muy difícil competir y va a superar cualquier eventual suba que pensemos en el valor del novillo. Hoy por hoy se está pensando en recuperar los valores que se tenían en marzo último, pero la lucha contra la inflación se está perdiendo, eso significa una erosión en términos reales”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *