20 de septiembre de 2012 14:08 PM
Imprimir

Se entregó ex ministro de Agricultura acusado de millonaria estafa con soja ilegal

El ex ministro de Agricultura cordobés Luis Fernando Farías se entregó a la Justicia federal de la localidad de Villa María, acusado de integrar una asociación ilícita dedicada a evadir impuestos y lavar dinero con la comercialización clandestina de soja por más 1.000 millones de pesos, luego de permanecer 15 días prófugo.

Farías, que además de ex ministro del exgobernador radical Eduardo Angeloz, fue diputado provincial por la UCR e intendente por el mismo partido de la localidad de San Agustín, a 50 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba , donde posee una planta de acopio cerealero, se presentó espontáneamente el lunes al mediodía.

El ex funcionario llegó a la sede judicial escoltado por sus nuevos abogados defensores, los padre e hijo Luis y Lisandro Caronni. El dirigente radical de 71 años inmediatamente quedó detenido y pasó la primera noche preso la pasó en la delegación villamarinense de la Policía Federal. Este martes, se negó a declarar.

La investigación por la venta de “soja negra” se inició en 2008 a partir de las denuncias presentadas por la AFIP, y entre los detenidos figuran personas investigadas por la policía provincial por delitos vinculados al narcotráfico y la comercialización ilegal de soja. En total, son 15 los implicados, de los cuales al menos 13 están detenidos.

En diversos operativos, ya fueron apresados el empresario de Río Tercero Fernando Cuello, su esposa Natalia Paulus, el contador Rubén Ceva y los empresarios cerealeros Sergio Guevara y Jorge Ferrer. Además, quedó imputado un alto jefe de la policía cordobesa.

Según el juez federal de Villa María, Roque Rebak, todas las operaciones detectadas pueden llegar a involucrar la suma de alrededor de 1.700 millones de pesos, de las que habrían advertido operaciones marginales que ascenderían a unos 1.000 millones de pesos, arrojando una supuesta evasión impositiva de 170 millones”, publicaron diarios de esa provincia.

Si bien Rebak descartó que en la maniobra hayan figurado como pantalla mutuales u otras asociaciones civiles, sí lo hicieron empresas por lo que hay detenidos empresarios, contadores y abogados.

Las acciones de este grupo se centraban en “blanquear” dinero proveniente de la comercialización de cereales en negro y el lavado se realizaba mediante la adquisición de inmuebles.

La causa está caratulada como “Investigación preliminar reservada inf. A la Ley 23.737” por supuestas infracciones al artículo 15 de la Ley Penal Tributaria N° 24.769, referida a asociación ilícita fiscal, y el artículo 278 del Código Penal (lavado de activos de origen delictivo) y tiene al menos cuatro cuerpos y más mil fojas. La máxima pena es hasta 10 años de prisión. Farías está sospechado como presunto coautor de la “asociación ilícita fiscal”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *