Buenos Aires | Martes 23 de Diciembre de 2014
Lenguajes del sitio: sp pt en
Agricultura

En 2013 habrá nuevos herbicidas

Dow Agro Sciences aguarda la desregulación para su tecnología Enlist y una reformulación del 2,4 D.

Indianápolis, Indiana. La avanzada de la ciencia agrícola parece enfrentar no sólo conflictos políticos a lo largo de algunas regiones del mundo sino también dilemas de orden estrictamente tecnológicos. Por caso, si se podrá alcanzar la meta de largo plazo de proveer más y mejores semillas y alimentos con menos insumos, agua y tierras disponibles.

Algunos contratiempos tranqueras adentro, como el avance de las malezas tolerantes a herbicidas, ya encendieron luces amarillas. Hacia 2017, el 30 por ciento de la superficie agrícola del cono sur contará con malezas que están desarrollando resistencia y, aunque no es el único, el glifosato está en la primera línea de fuego dada su fuerte participación en los planteos durante los últimos años.

Éste fue uno de los temas abordados en la gira de prensa que organizó esta semana Dow AgroSciences, por iniciativa de su filial argentina, con una invitación para periodistas del país, entre ellos un enviado de La Voz del Campo.

 

La compañía está en plena expansión de sus plataformas en biotecnología de cultivos con una hoja de ruta enfocada en no perder el tren junto con un puñado de empresas globales, como Monsanto, Syngenta o Dupont, que trabajan en la investigación y desarrollo de productos dirigidos a potenciar y mejorar las semillas, el control de malezas e insectos. En suma, la optimización de todos los recursos empleados en la producción de granos y alimentos.

El cometido comprende a toda una industria muy sofisticada en recursos humanos y tecnología, de la mano de fuertes inversiones.

En Indianápolis, estado de Indiana, una región equiparable por sus condiciones al “triángulo de oro” con vértices en Salto, Rojas y Pergamino en la pampa húmeda, los científicos e investigadores de Dow tienen a su disposición nuevas áreas de laboratorios de los que surgen nuevos traits (eventos) en varias direcciones.

Con una historia que la identifica con la obtención de defensivos agrícolas (agroquímicos), la compañía usa ese trampolín para virar su estrategia: ahora y en los próximos años buscará repartir más la plataforma hacia las obtenciones vegetales, como el maíz de cinco eventos apilados que acaba de lanzar en el mercado argentino para protección de insectos y tolerancia a herbicidas.

Enlist, lo que viene. Tras una reciente presentación en sociedad durante el Farm Progress Show, Dow espera poner en la cancha el año próximo, con las autorizaciones regulatorias pertinentes, un paquete tecnológico múltiple para control de malezas en maíz, soja y algodón bautizado Enlist y que se funda en la combinación de herbicidas: como actor estelar figura un reformulado del 2,4D (Colina), que por su baja deriva ( ultra low volatily ) no requiere de aditivos y también tiene menos olor ( lower odor ).

El nuevo programa de manejo actuará con otros dos principios activos, según los casos, el glifosato y el glufosinato.

Según adelantó Joe Vertin, líder global en control de malezas de Dow, prevén tener aprobado el rasgo o evento y el herbicida en maíz para 2013 en Estados Unidos y Canadá. En el caso de soja para Sudamérica tener esta tecnología disponible en Brasil en 2016 y en Argentina “en 2016 o quizá en 2015”.

Mencionó que la sequía acentuó el problema de malezas difíciles de controlar en Estados Unidos, abarcando unos 30 millones de hectáreas. “Es una tendencia que se acentuó de sur a norte, lo mismo que en Brasil; y en la Argentina hay un gran número de malezas tolerantes, incluida canisa, una maleza que se está extendiendo en regiones claves y es de difícil control”, especificó Vertin.

Según los expertos de Dow, la combinación de herbicidas e incluso algunos cambios en el manejo con mínima labranza serán la solución menos mala para atacar el problema.

“Hoy los productores usan más cantidades de herbicida y si no tienen a mano otras herramientas, esto va a seguir. Necesitamos tecnologías nuevas para limitar este crecimiento”, sostuvo el especialista.

Mejores semillas. En las afueras de Indianápolis, Dow está llevando adelante un programa de ampliación de sus laboratorios después que en 2007 la compañía decidió enfocarse más en semillas para desde entonces triplicar su negocio en el rubro. Otra importante plataforma fue radicada en West Lafayette, con el soporte de la Universidad de Purdue, proveedora de masa crítica en investigadores y profesionales.

En los años recientes, por iniciativa propia o en cooperación con otras compañías, logró imponer diferentes eventos en la protección del maíz.

“La naturaleza tiene la propensión de seguir adelante, como vemos en la tolerancia o la resistencia que ofrecen malezas y plagas. La acción múltiple es la estrategia”, según Tony Klem, líder global en el negocio de maíz.

Para completar el cuadro de los desafíos técnicos y productivos, también los insectos con su tolerancia a algunos eventos están decididos a presentar batalla.

Tendencias tecnológicas

Productos. Según los líderes de Dow AgroSciences, entre los insumos que impulsarán el crecimiento de la demanda en los próximos años se cuentan herbicidas, insecticidas, germoplasma y también los nuevos “traits” o eventos vegetales para controlar insectos y la tecnología Enlist, paquetes combinados de herbicidas que la compañía espera tener aprobado el año próximo en los Estados Unidos.

Tolerancia a sequía. El horizonte para contar con estos híbridos se proyecta hacia el final de la década. En cambio, se avanza en la nueva generación de aceites saludables a base de colza (“healthy oil”).

Publicado el: 21 septiembre, 2012    Fuente: La Voz


Enviar a un Amigo Imprimir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>