21 de septiembre de 2012 22:44 PM
Imprimir

Un iPad por 2.000 limones argentinos

Las complejidades de la relación comercial con EE.UU. y las quejas del embajador argentino.

La relación entre las “tabletas” y los “limones” no anda bien. Tal cual leímos en Perfil.com hace unas horas, un cambio formal en la nomenclatura de la Organización de aduanas mundiales ha especificado que por un ajuste en el código nomenclador, no puedan entrar “tabletas” a la Argentina. Qué mala noticia.

Tal cual explicaban en la cámara de importadores de dicho sector, varias marcas serán afectadas, incluyendo la famosa Apple, Android y algunas más, aunque Apple, la más buscada del mercado podría entrar en problemas rápidamente si sus importadores no consiguen una solución.

Pues bien, la situación comercial entonces con Estados Unidos sigue marcando chispazos. Según relató el embajador argentino Jorge Argüello a un medio hispano de Miami, la balanza comercial con el gigante de Norteamérica está complicada. El superávit de EE.UU. para con la Argentina ha subido un 24.1 %. Mientras EE.UU. tiene problemas de déficit, su comercio con la Argentina, según Argüello, va viento en popa. Eso sí, ellos nos venden mucho y la Argentina poco. Según el diplomático: “las exportaciones estadounidenses a la Argentina este año crecieron casi el doble que lo que aumentaron sus exportaciones al resto del mundo (5.8%)”.

Para peor hace unos meses, el gobierno de Obama, enojado por unos fallos del CIADI que Argentina no paga bajo las reglas que Estados Unidos obliga, sancionó al país con la quita de las franquicias directas, conocidas como SGP (Sistema Generalizado de Preferencias). Esto afectó a centenares de productos argentinos que tenían, al ingresar al mercado norteamericano, un aliciente. El gobierno argentino supo siempre que la sanción se venía, pero… la esperó nomás.

Tal cual ha dicho en varias oportunidades la presidenta argentina Fernández de Kirchner, en Estados Unidos “no entra un limón argentino”. Si bien se habla de barreras fitosanitarias, al tercer exportador de limones del mundo (la Argentina), según creen algunos analistas, le están practicando una decisión atada a la política.

Hace un tiempo, Héctor Timerman el canciller argentino, en su último paso (y única visita) cuando asumía en su puesto, ya mencionaba el famoso caso de los limones y la carne. La carne argentina es calificada por Estados Unidos como no importable por “contener Aftosa”, pese a que Argentina ya superó el problema hace rato.

Argüello ha sido enfático: “Estados Unidos fomenta medidas proteccionistas y curiosamente nos presenta demandas en la Organización Mundial del Comercio. Todo esto es inexplicable. Esto no es el mejor camino para fortalecer el comercio bilateral. La Argentina es un socio comercial que los norteamericanos deberían cuidar”.

Quizás entonces vaya siendo hora de ir juntando los pallets de limones, y empezar un trueque. Si quieren traer las Tabletas que nos compren limones. Una agria relación, pero constructiva. Y si no, amigos, sin el iPad se puede vivir. Y ellos, los norteamericanos, se perderán de tomar sus Martini con un jugo de limón argentino.

Fuente: Perfil

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *