22 de septiembre de 2012 23:20 PM
Imprimir

El testimonio del productor santafesino que votó a favor del impuestazo al campo

Se trata del senador Hugo Rasetto, quien con su voto permitió aprobar un revalúo fiscal del 120% para inmuebles rurales en la provincia de Santa Fe. “Tengo el oficio de la política, pero soy un hombre de campo de toda la vida”, señaló a LPO. El aumento impositivo generará una transferencia adicional de recursos a la Casa Rosada en 2013. Guerra de acusaciones entre dirigentes rurales y el gobierno santafesino.

El jueves de la semana pasada el gobierno de la provincia de Santa Fe logró aprobar una polémica reforma tributaria en una votación que tuvo que ser definida por el propio vicegobernador, Jorge Henn, tras un empate en el Senado.

Dicha reforma tributaria contempla un revalúo fiscal del 120 por ciento para inmuebles rurales que generará una transferencia de recursos adicional al Gobierno nacional (a pesar de que las empresas santafesinas ya contaban con una enorme presión fiscal).

Sin embargo, el dato político relevante es que en la lista de senadores que aprobaron este impuestazo al sector rural hay un productor agropecuario. Se trata de Hugo Jesús Rasetto (UCR), quien representa al departamento de Iriondo.

La Política Online se comunicó con Rasetto para intentar obtener una explicación, o bien, las razones de su voto a favor del proyecto del oficialismo santafesino y en contra del sector que él mismo representa y que, por cierto, conoce más que bien.

En primer lugar el senador provincial admitió que “la reforma (impositiva) no es la ideal, pero es una reforma posible, equitativa, en la que el que más tiene, más paga. Contábamos con un sistema tributario muy regresivo y era necesario reformarlo”.

“Tengo el oficio de la política, pero soy un hombre de campo de toda la vida que conoce muy bien los números del sector”, aseguró Rasetto, cuya familia posee tierras agrícolas/ganaderas en Salto Grande, San Jerónimo y en la provincia de Entre Ríos.

Según contó el entrevistado, un campo de buena aptitud agrícola de unas 70 hectáreas localizado en Iriondo pagaba, antes de la reforma, unos $ 750 por año en concepto de inmobiliario rural, mientras que ahora tributará alrededor de $ 2625.

“No se puede defender que se sigan pagando estos valores que quedaron completamente desactualizados. Los productores lo saben y por eso reclamaron únicamente que no se les aumente el avalúo fiscal para evitar pagar bienes personales”, agregó.

Para Rasetto, el principal beneficiado (de la reforma tributaria santafesina) es el Tesoro provincial dado que es mínimo el impacto que tiene la medida sobre bienes personales” que tributan los productores a la Nación.

Según un informe del Movimiento CREA, antes del aumento, los empresarios agrícolas de la zona sur de Santa Fe que producen en campos propios deben destinar un 77% de su resultado para pagar impuestos y hacer frente a descuentos comerciales.

El documento de la entidad técnica, presentado en agosto pasado, asegura que del total de impuestos cobrados, el 97,5% es recaudado por el Estado Nacional, el 1,7% por la provincia de Santa Fe y sólo un 0,8% queda en los municipios.

La presión tributaria global abarca impuestos nacionales (retenciones, IVA, ganancia mínima presunta, bienes personales, ganancias, autónomos, a los Créditos y Débitos, etc.); provinciales (inmobiliario rural, sellos y patentes) y municipales (tasa vial).

En tanto, en mayo pasado, según indica el sitio sinmordaza.com, Rasetto declaró:
“Estoy seguro que no se va a votar una ley que perjudique a los productores. El agro tiene una tradición y una cultura que no se miden por el valor financiero de la tierra, y vamos a seguir discutiendo este proyecto con esa visión como punto de referencia”.

Guerra de acusaciones

La polémica por la reforma fiscal y puntualmente por el incremento al inmobiliario rural generó un duro cruce entre los dirigentes del sector agropecuario y funcionarios del Gobierno de Santa Fe.

“La provincia no tiene la culpa si hay tributos nacionales que tienen incidencia, porque nosotros tenemos que actualizar los recursos y los ingresos de Santa Fe para seguir sosteniendo y dando respuesta a las demandas”, apuntó el gobernador Antonio Bonfatti.

Por su parte, el ministro de Economía de la provincia, Ángel Sciara, también recogió los guantes: “El impuesto sigue estando por debajo del de Córdoba y Entre Ríos, y Santa Fe posee las tierras más fértiles de la Pampa Húmeda”.

Por su lado, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) salió a repudiar el aumento del inmobiliario rural y el avalúo fiscal. “Los productores agropecuarios tienen la carga impositiva más elevada de las últimas dos décadas”, disparó la entidad.

“La tierra es un factor de producción tan importante como el trabajo y el capital, y por lo tanto no debe ser discriminada impositivamente”, añadió CRA por medio de un comunicado de prensa emitido este viernes.

Fuente: LPO

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *