24 de septiembre de 2012 11:10 AM
Imprimir

Alimentos ecológicos, ¿más seguros?

Un nuevo estudio concluye que no se aprecian diferencias entre alimentos ecológicos y convencionales en cuanto a seguridad y salud.

Los alimentos ecológicos han experimentado una creciente demanda en los últimos años, a pesar de tener un precio superior. Estos alimentos, para poder acreditar la certificación de ecológicos, deben cumplir con una serie de condiciones: no deben contener pesticidas ni productos químicos y no pueden utilizar ningún tipo de organismo genéticamente modificado. Todos y cada uno de ellos deben tener la certificación de alimentos ecológicos, que garantiza que todas estas premisas se cumplen. Sin embargo, nuevas noticias de Stanford (EE.UU.) plantean ahora si los alimentos ecológicos son de verdad más saludables y más seguros que los convencionales. Al parecer, los alimentos ecológicos tendrían la misma cantidad de nutrientes y pesticidas, si bien suponen un mayor respeto con el medio ambiente. En este artículo se explican ambos factores, así como los aspectos positivos de los alimentos ecológicos.

La Universidad de Stanford ha realizado un estudio comparativo entre los alimentos ecológicos y los convencionales. La conclusión a la que han llegado, según publica la revista Annals of Internal Medicine, es sorprendente. Tras revisar más de 200 investigaciones realizadas en los últimos años por diferentes equipos internacionales acerca de las cualidades de los alimentos ecológicos, los han comparado con los alimentos convencionales. A priori, los expertos afirman que no se aprecian diferencias entre ambos tipos de alimentos en cuanto a salud y seguridad.

Los expertos estadounidenses concluyen que no se han hallado evidencias claras que indiquen que los productos ecológicos contengan más nutrientes ni que sean más saludables o tengan menos riesgo para la salud del consumidor. Los investigadores se atreven a decir que no suponen menos peligro ni mejores nutrientes. No obstante, solo se ha publicado un estudio con estas conclusiones y, por tanto, es apropiado contrastar más información para sacar una conclusión definitiva.

Alimentos ecológicos, misma cantidad de nutrientes y pesticidas

En el trabajo, se ha profundizado también en los resultados de 17 estudios realizados en humanos con alimentación ecológica y alimentación convencional, además de los más de 200 estudios generales, y se han analizado a fondo los niveles de nutrientes, bacterias y contaminación por sustancias químicas de ambos tipos de alimentos. Los resultados no muestran claras diferencias entre ambos alimentos. Destaca solo el contenido de fósforo, mayor en los alimentos ecológicos, pero los expertos explican que no es un dato muy relevante, ya que la mayoría de la población no padece ningún déficit de este elemento y ya queda cubierta su necesidad en la dieta habitual con alimentos convencionales.

No se aprecian diferencias de nutrientes ni de contenido vitamínico entre alimentos ecológicos y convencionales

En cuanto al resto de nutrientes y el contenido vitamínico, no se aprecian diferencias entre ambos alimentos. Se hace hincapié en la leche, cuya cantidad de grasa y proteínas no varía, aunque sí cambia la cantidad de ácidos grasos omega 3, que es mayor en la leche ecológica. Este factor es importante porque esta sustancia aporta efectos muy beneficiosos para el organismo. Respecto a los pesticidas, es cierto que su presencia es menor, aunque si bien se calcula que hay un 30% menos de posibilidades de contaminación, esto no supone que la presencia de químicos sea un 30% menor.

Los expertos añaden que los vegetales ecológicos no están libres de pesticidas y, en el caso de los alimentos convencionales, los pesticidas están bajo control por ley y no suponen un riesgo para la salud. Como conclusión, Smith-Spangler, responsable del estudio, advierte de que “existe una gran variedad de técnicas agrícolas y hay una gran cantidad de factores que son importantes en la calidad nutricional y en los prejuicios”.

Mayor respeto con el medio ambiente

El punto que no aborda en profundidad el estudio es el respeto al medio ambiente. Con la alimentación ecológica se preserva el medio ambiente, se mitiga el cambio climático, se mejora la eficiencia energética de los sistemas agrarios, disminuye la acumulación de contaminantes químicos y sintéticos y se favorece la biodiversidad. Queda a merced del consumidor decidir qué tipo de alimentación escoge, aunque en muchos casos el precio final acaba por decantar la balanza y la alimentación ecológica resulta más cara, si bien a largo plazo quizá resulte más económica.

ASPECTOS POSITIVOS DE LOS ALIMENTOS ECOLÓGICOS

A su favor y sin comparaciones, los alimentos ecológicos destacan porque:

  • Son alimentos sabrosos.
  • Los vegetales crecen a su ritmo natural.
  • Cumplen con los requisitos legales durante todo su procesado.
  • Se respeta al máximo el bienestar de los animales.
  • Los animales gozan de pastos con espacio, no están atados y disfrutan de espacio para ejercitarse.
  • No se emplean antibióticos preventivos ni hormonas para controlar su reproducción.
  • Las producciones son poco intensivas.
  • El uso de aditivos es muy restringido, solo se emplean los indispensables para garantizar la seguridad de los productos.
  • Tienen calidad certificada.
  • Están sometidos a estrictos controles evaluados por entidades de certificación.
  • Suelen comercializarse en zonas próximas a su cultivo, en el caso de los vegetales, o en la zona de cría, en el caso de la carne o la leche.
Fuente: Consumer

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *