24 de septiembre de 2012 11:43 AM
Imprimir

Prevé EEUU caída en exportación de carne

MEXICO, D.F. : Indican que cuatro artículos están detrás de la alta inflación alimentaria.

El Departamento de Agricultura estadounidense recortó sus estimados de producción de carne bovina para México, informó Carlos Capistrán, economista en jefe de Bank of America (BofA).

En un estudio, comentó que aunque las condiciones de sequía de México muestran una mejoría, los precios aún no reflejan el impacto de la sequía que Estados Unidos experimentó este año.

Estimó que los precios del grano estarán altos durante el próximo año, debido a la sequía de la unión americana.

Pronosticó que los precios internacionales de los granos siguen siendo un riesgo, porque existen tres principales efectos: los precios pecuarios podrían elevarse junto con los del maíz; los precios de los alimentos procesados despegarían con los de sus materias primas, como el huevo y los granos; y el costo de los servicios vinculados a los alimentos seguiría subiendo.

Dijo que a agosto, la parte de alimentos y bebidas registran un aumento de 8.52% a tasa anualizada, donde el precio de los alimentos siguen desviando temporalmente a la meta inflacionaria del 3.0%.

Dijo que los choques impulsan a los alimentos que prueban ser transitorios, por lo que la inflación regresaría a la banda de 3.0%- 4.0%.

Informó que el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Cartens, dijo que cuatro artículos están detrás de la alta inflación alimentaria: el huevo, la tortilla de maíz, la carne bovina y los frijoles.

Los precios del huevo subieron a causa del brote de gripe aviar en Jalisco, además de que una severa sequía en los estados del norte, precedida por una fuerte helada, afectó las cosechas de maíz y frijol, así como la industria pecuaria, desde el año pasado, señaló Capistrán.

Destacó que esto dio resultado a que la inflación del precio de la tortilla fuera superior al 10% durante 18 meses, mientras que el precio del frijol repuntó 40% desde enero de 2012 la fecha.

Comentó que en el corto plazo, la inflación tenderá a bajar, pero los volátiles precios de los productos agrícolas y la reciente apreciación del peso podrían mantener bajo control las presiones de los precios de alimentos.

Capistrán pronosticó que para 2012 la inflación cerraría en 4.10%, aunque para septiembre a tasa anualizada prevé un crecimiento en precios de 4.81%.

Contra todos los pronósticos, dijo que el Banco de México no realizaría cambios en la política monetaria, es decir mantendría el mismo nivel de tasa de referencia que actualmente se encuentra en 4.50% en lo que resta de este año.

Fuente: Agromeat

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *