26 de septiembre de 2012 11:20 AM
Imprimir

La vaca detectada en Cabrales tenía encefalopatía espongiforme bovina atípica

ESPAÑA :   La Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos de Asturias ha anunciado que el caso detectado en agosto en una vaca del concejo de Cabrales se corresponde con una escefalopatía espongiforme bovina (EEB) atípica, que no responde a los parámetros fijados para la enfermedad clásica, porque se trata de un animal de pastoreo que […]

ESPAÑA :  

La Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos de Asturias ha anunciado que el caso detectado en agosto en una vaca del concejo de Cabrales se corresponde con una escefalopatía espongiforme bovina (EEB) atípica, que no responde a los parámetros fijados para la enfermedad clásica, porque se trata de un animal de pastoreo que no fue alimentado a base de piensos.

La consejera de Agroganadera y Recursos Autóctonos, María Jesús Álvarez, ha realizado esta mañana un “llamamiento a la prudencia y a la tranquilidad” porque “todos los sistemas de detección y las alertas funcionan”.

En un comunicado recogido por Efe, la Consejería señala que la res, una hembra de la raza Asturiana de la Montaña, nació 2005 en una explotación cabraliega que cuenta con 119 ejemplares. El animal fue sacrificado el pasado 21 de agosto de 2012 en el matadero central de Asturias y los restos se destruyeron en una empresa autorizada para la gestión de materiales específicos de riesgo.

Durante los controles reglamentarios se diagnosticó la EBB atípica, que fue comunicada el 23 de agosto desde el Laboratorio de Sanidad Animal de Jove y quedó confirmada posteriormente con los análisis realizados en el Laboratorio Nacional de Referencia para las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles de Algete (Madrid).

En la actualidad, está inmovilizado un grupo de 18 animales que forman parte de la cohorte de erradicación (descendientes y reses nacidas en la explotación un año antes y un año después que la vaca afectada). Estas reses son objeto de estudio, a la espera de recibir instrucciones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para adoptar las medidas que considere oportunas y realizar el seguimiento del caso.

En Castilla y León, limítrofe con Asturias, un estricto control sanitario impide que un sólo caso de un animal con encelopatía espongiforme bovina (EEB) pueda pasar a la cadena alimentaria, aunque se puedan registrar casos de animales afectados como los de Asturias, Galicia y Extremadura.

Según fuentes del departamento de sanidad animal de la Junta de Castilla y León, en Castilla y León este año se ha registrado un caso de EEB, aunque la canal fue analizada en diciembre de 2011, mientras que en Extremadura se registraron el año pasado cuatro casos y en Galicia tres, además de los dos de los que se tiene constancia en Asturias.

Fuente: EurocaRNE

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *