28 de septiembre de 2012 22:53 PM
Imprimir

AYSÉN MEJORA GENÉTICA DEL GANADO BOVINO

CHILE : Programa implica más de $389 millones para inseminar 4.500 vaquillas e incorporar 75 toros a nivel de crianceros.

Junto con la partida de la temporada agropecuaria, el Ministerio de Agricultura, a través de INDAP, puso en marcha el segundo año consecutivo de mejoramiento genético bovino a nivel de crianceros de la Región de Aysén.

El programa implica más de 389 millones de pesos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, para inseminar 4.500 vaquillas e incorporar 75 toros Hereford y Angus rojo y negro, a nivel de pequeños ganaderos, entre los años 2011 y 2013.

El director regional de INDAP, Carlos Hennicke, detalló que el mejoramiento de la genética, de las praderas y de la sanidad son tres ejes del Plan Aysén, orientados a fortalecer y posicionar la ganadería bovina extensiva de la zona, aprovechando el buen momento que atraviesa la producción de carne.

“A partir del alza de precios -hace tres o cuatro años-, se vio que teniendo un mejor ternero, se obtiene mayor ingreso y cuando hay más ingreso la gente se atreve a invertir. Además, es una demanda que los agricultores tenían hace años y que tenemos que ir progresando de acuerdo a las exigencias de los mercados, a la realidad de nuestros predios y a la capacidad talajera”, dijo el personero.

El Censo Agropecuario 2007 indicó que la masa bovina regional bordea las 200 mil cabezas de ganado, más de la mitad de las cuales pertenecen al segmento de la pequeña agricultura que atiende INDAP.

Otro punto a favor está en que un 80% a 85% del ganado bovino local está incorporado al Programa de Identificación Oficial y cuenta con Dispositivo de Identificación Individual Oficial, como reflejan las cifras del SAG, lo que favorece la comercialización de la carne de Aysén en el mercado nacional e internacional.

LA VISIÓN DE LA GANADERÍA DE AYSÉN

El sector ganadero aisenino aspira a ser “reconocido por proveer al mercado nacional e internacional carnes rojas altamente diferenciadas, principalmente naturales y orgánicas, producto del aprovechamiento de las ventajas medioambientales de la región, del mejoramiento de la productividad y de la existencia de profundas redes de colaboración entre los participantes de la cadena de valor”, como expresa la visión del clúster que aglutinó al rubro, incluyendo “un marco de valoración de la identidad campesina de Aysén”.

De hecho esta segunda temporada las metas de cobertura son altas, inseminando vaquillas en campos de Coyhaique, Ibáñez, Aysén y La Junta, a fin de introducir genética que fortalezca las propiedades carniceras de machos para engorda y las características maternas de los vientres. Del mismo modo continuará la entrega de toros mejoradores en las comunas de Cochrane, O´Higgins, Lago Verde y Chile Chico.

“El segundo año que comenzamos con inseminación y compra de toros, se incorporarán algunos sectores en que no se había entregado, además de O´Higgins. Por lo tanto, son alrededor de 1.700 vientres a inseminar este año”, puntualizó Carlos Hennicke.

El director destacó los resultados que se están obteniendo tras el primer año de trabajo, donde ha sido fundamental la disposición y compromiso de los propios crianceros para desarrollar un cronograma riguroso junto a un equipo de médicos veterinarios y profesionales de terreno.

¿PRINCIPALES RESULTADOS?

Incorporar al rebaño regional en manos de la pequeña agricultura más de 12 mil crías mejoradas, con mejores características maternas y carniceras en sectores sin acceso a productos de calidad genética; mejorar indicadores reproductivos, dispersión de partos, promedios de pariciones, pesos al destete y condición reproductiva de las hembras, además de capacitar y replantear la ganadería en los propios de los propios predios crianceros.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *