29 de septiembre de 2012 22:49 PM
Imprimir

¿Nuevo ciclo para nueces pecán?

Cuando Domingo Faustino Sarmiento trajo a la Argentina las primeras semillas de nuez pecán, seguramente nunca imaginó que a un siglo y medio de ese hecho alcanzarían la difusión que hoy tienen, con una producción que se acerca a las 500 toneladas anuales. Las primeras familias inglesas que decidieron asentarse en el delta del Paraná también hicieron lo propio entre 1910 y 1918.

Lo cierto es que hoy la implantación de esta variedad de nuez se practica en varias provincias argentinas, con una cobertura que alcanza a las 8.000 hectáreas y se calcula que hay unos 500 productores que realizan esta práctica. La mayor productora es Entre Ríos, desde donde sale el 70 por ciento del fruto que se comercializa en nuestro país y que también tiene como destino la exportación. En la actualidad, además de Entre Ríos este fruto de nogal se produce en Buenos Aires, el delta del Paraná y Misiones, según datos relevados por la publicación Alimentos Argentinos del Ministerio de Agricultura de la Nación. En la actualidad se conoce en el país una veintena de variedades, de las cuales se encuentran inscriptas en el Registro Nacional de Cultivares 12, correspondientes a las siguientes variedades: Stuart, Desirable, Shoshoni, Success, Kernodle, Starkimg, Mahan, Harris Super, Mahan – Stuart, INTA Delta I e INTA Delta II.

Diversificar

La importancia adquirida por este cultivo a lo largo de los años se constituyó en un objetivo de la Cooperativa Agropecuaria La Agrícola Regional, con sede en la ciudad de Crespo, Entre Ríos, desde hace más de cien años, que en 2004 inició el desarrollo del proyecto relacionado con la plantación, producción, industrialización, y comercialización interna y externa de nuez pecán. Este emprendimiento fue presentado en el reciente Congreso Argentino de Cooperativas que se realizó en la ciudad de Rosario.

Las plantas de nuez pecán comienzan su producción a partir del 5º o 6º año, cosechándose para ese momento entre 40 y 80 kilos por hectárea, y de 0,9 a 2 kilos por planta. Pero a partir del décimo año, desde su implante, la producción asciende exponencialmente a 400/500 kilos por hectárea, con un rendimiento de 10 a 11 kilos por planta. La producción continúa creciendo año tras año, alcanzando 1.800 a 2.000 kg/ha a los 20 a 25 años, con una producción por planta de 40/50 kilos.

«Desde la cooperativa hemos estimulado siempre entre nuestros asociados el aprovechamiento de espacios no cultivables para la plantación de árboles de nuez pecán, estímulo que recibió la respuesta de más de 70 productores de la zona que vieron en esta producción alternativa una inversión a largo plazo, que brindará sus frutos y les permitirá gozar de sus bondades por más de un siglo, beneficiando a las generaciones futuras, debido a que cada planta se estima que produzca por cien años, recolectándose hasta 60 kilos de nuez por planta», explicó Daniel Wagner, directivo de la cooperativa, en diálogo con Ámbito del Campo.

Capacitación

Desde 2004 se desarrollan diversas actividades de capacitación para productores interesados en la producción de nuez pecán, a cargo de profesionales y personal de la cooperativa, con el objetivo de acompañarlos en la adquisición y el cultivo de las plantas. A partir de 2010 se comenzó con una incipiente comercialización en los supermercados de La Agrícola Regional, de las primeras producciones de nueces con la marca propia Calandria, que fueron provistas por diversos productores de la región.

La comercialización de la nuez pecán se realiza en el mercado interno con un alto grado de dispersión y a través de canales informales. Pese a ello, en los últimos años se incrementó la demanda de diversos sectores, como los distribuidores de frutos secos, restaurantes, confiterías, etcétera.

La demanda de los mercados externos (Estados Unidos, China, México, entre otros) crece año tras año, y la Argentina posee excelentes condiciones agroecológicas para producir nuez pecán de alta calidad. La producción local cuenta con la ventaja de ofertarla en contraestación, lo que le permitirá en un futuro dar respuesta a la demanda de los principales consumidores, que se encuentran en el Hemisferio Norte. Además de satisfacer ese requerimiento, el ingreso a esos mercados se realizaría cuando ellos carecen de fruta fresca, lo que abre posibilidades de alcanzar muy buenos precios.

Sin embargo, el desarrollo de la producción nacional es aún incipiente para aprovechar las oportunidades del mercado internacional. En 2010 se realizó una exportación de nuez con cáscara a Estados Unidos por un volumen de 13,5 toneladas y un monto de u$s 40.905 FOB, según datos del INDEC.

Algunos de los principales compradores mundiales, como Estados Unidos y México, manifestaron su interés en este producto argentino, por lo que la expectativa es grande, y si se mantiene el actual ritmo de crecimiento de la producción, se espera en la próxima década contar con un volumen de 15.000 toneladas, lo cual permitiría así abastecer los pedidos externos.

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *