13 de marzo de 2010 09:01 AM
Imprimir

En cartón se envasa ahora las semillas de exportación

Luego de varios años de trabajar con bolsas de plástico crudo, esta semana salió el primer envío hacia Holanda de semillas de hortalizas envasadas en triwalls, bines de cartón de alta resistencia

Marcando un hito en los avances continuos que presenta la actividad semillera, los productores en esta campaña están incorporando tecnología extranjera y aceptando los desafíos de trabajar en la más alta calidad en maquinaria de envasado final y expedición. A esto se suman las incorporaciones de metodologías de labores, trazabilidad y recomendaciones generales en cultivos de campo, redes de ensayos y otras acciones.

Es para destacar, y Suplemento Verde pudo constatarlo como único testigo el miércoles de esta semana, en el galpón de procesamiento de semillas de la firma Agro-Fer, en el departamento Pocito, donde por primera vez se estaba terminando la carga de un contenedor con semillas de exportación, pero no en las clásicas bolsas de plástico crudo de 15 ó 20 kilogramos según la especie, sino en envases de cartón duro, llamados triwalls, que vienen a ser bines de 400 kilos aproximadamente. Los mismos son manejados con pequeñas grúas elevadoras y permiten más comodidad, a su vez que seguridad en el transporte.

En el caso del envío mencionado, se trataba de unos packs de semillas de bunching, que es una cebolla de manojo de origen asiático, pariente de la anterior, que desde hace varios años se produce en San Juan con singular éxito. Ernesto Ferrer, el productor y empresario pocitano destacó que según se trate de zanahoria, cebolla o bunching, los kilos pueden variar de 400 a 450 kilos por envase.

Nuevos materiales

Esta tecnología la estamos incorporando esta temporada, es nueva para Argentina y viene numerosas ventajas, aseguró el ingeniero agrónomo Cristian Caselles, fieldman de la firma Monsanto Argentina SAIC, la compradora de la simiente. Luego agregó que si bien en otros sitios del mundo donde se multiplican semillas se trabaja con este tipo de envases finales, para nosotros es totalmente nuevo y es parte de la novel etapa de trabajo de nuestra empresa en este país; se va a manejar en San Juan y Mendoza de esta manera.

En la etiqueta que se adhiere a triwall, figura el nombre de la empresa multiplicadora, su número de registro en el Inase (Instituto Nacional de Semillas), la especie, el número de material, el número de lote, el % de poder germinativo, la pureza obtenida también en %, el año de cosecha y el país de origen.

El productor dijo que si bien consideraba que hay muchas cosas para aprender, es bueno ir mejorando día tras día, para ser más competidores con los rivales del Hemisferio Sur, que son Chile, Sudáfrica, Australia y otros de menor importancia.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *