13 de marzo de 2010 08:51 AM
Imprimir

Lo último en fondos de inversión: ahora abarcan hasta vinos de alta calidad

Detrás de las grandes sumas de dinero que mueven mercados como el de la soja y el petróleo, hay alternativas muy poco conocidas por los inversores. Como sucede con el "yuyito", aseguran que la demanda de China hará cada vez más atractivo el negocio vitivinícola .

En los últimos tres años, comenzaron a ver la luz los fondos de inversión en vinos de alta calidad. No son productos conocidos debido a su pequeño mercado y a que todos ellos operan desde paraísos fiscales, pero existen. En realidad, el interés por acercar el mercado del vino de coleccionismo a inversores menos expertos viene ya de 1999, cuando se creó la plataforma para comerciantes Liv-Ex (London Internacional Vinters Exchange). El índice que marca la evolución de este mercado se genera a partir del precio medio entre las ofertas de los miembros y los precios solicitados para los productores y se nutre casi exclusivamente de vinos de Burdeos (Lafite Rothschild, Cheval Blanc, Haut Brion, Cos d’Estournel, Ausone y Petrus).

Sus clientes son mayoritariamente coleccionistas particulares y sociedades de inversión, según el portal Finanzas.com.

Sin embargo, las dificultades para entrar en un mercado tan estrecho y la falta de experiencia de algunos inversores incentivaron la creación de fondos de inversión (algunos ya con más de cinco años de historia).

Los creadores de estos productos alegan que la ventaja de invertir vía estos productos es que el negocio queda en manos de un profesional, por lo que existe una cierta tranquilidad en el hecho de que se van a comprar los vinos al precio adecuado. Además, como en otras inversiones, los fondos permiten acceder vía economías de escala.

Estos fondos para coleccionistas o consumidores de vinos de alta calidad amplían el mercado del Liv-Ex, pues también aceptan como activos vinos de otras zonas francesas (Borgoña, Ródano, Champagne o vinos de Burdeos, pero blancos) y de otros países, tales como España, Italia, Australia, Portugal o EE.UU. (California).

¿Es el vino una inversión rentable?
La firma Wine Asset Managers (WAM) explica que sí. Ellos consideran que el mercado tiene fuertes expectativas de demanda tanto en mercados viejos (Europa y EEUU) como en mercados nuevos (China y extremo oriente) y alegan que la oferta es limitada porque las leyes acotan las denominaciones de origen y porque las botellas que se consumen cada año aumentan el valor de las que se conservan como inversión, al reducirse así la oferta.

Desde Finanzas.com explican que el track record de este fondo muestra una rentabilidad casi nula en 2009, fuertes pérdidas en 2008 y dos años (2006 y 2007) con retornos superiores al 20%, para una rentabilidad total desde su creación del 24%. Su actual cartera de activos incluye mayoritariamente (53%) vinos del año 2000 y añadas posteriores.

¿El pero? Para invertir en este fondo se precisa una suscripción mínima de 100.000 euros y que se encuentra ubicado en el paraíso fiscal de las Islas Caimán, algo bastante habitual en este tipo de productos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *