14 de marzo de 2010 12:20 PM
Imprimir

En siete años, Córdoba redujo 17% el plantel de vacas

Es la que más perdió, luego de La Pampa / La Provincia busca incentivar la actividad a partir de la recuperación en los precios.

Cuando la presidenta de la Nación, Cristina de Kirchner, afirmó el 9 de febrero pasado que el aumento en el precio de la carne se debía a las lluvias que por esos días afectaban a las regiones productoras del país, el diagnóstico fue parcial. Si bien las precipitaciones de ese momento habían restringido el ingreso de hacienda a los frigoríficos, y en consecuencia la oferta de cortes vacunos, la suba en el valor del alimento encierra un problema más de fondo: la falta de vacas para producir carne suficiente.

Menos cantidad. En los últimos siete años, el rodeo nacional de vientres bovinos (vacas, vaquillonas y terneras) se redujo en 1,22 millón de cabezas, un poco más del tres por ciento, según los datos del Servicios Nacional de control comercial Agropecuario (Senasa) a partir de los datos de la campaña de vacunación contra la aftosa.

Dentro de la geografía ganadera argentina, Córdoba fue –luego de La Pampa– la que más se achicó: 17 por ciento. Entre los últimos meses de 2002 y los primeros de 2009, la provincia perdió, entre vacas, vaquillonas y terneras, 737 mil cabezas.

El avance de la agricultura y, en su momento, la falta de rentabilidad de la ganadería explican en parte la disminución. Santa Fe, que siempre tuvo un rodeo bovino similar en número al de Córdoba, perdió desde 2002 sólo tres por ciento de sus vientres. A comienzos del año pasado pastaban en la vecina provincia 4.369 millones de vientres, mientras que en Córdoba el número de vacas, vaquillonas y terneras era de 3,692 millones de cabezas.

Más grave. Sin embargo, la magnitud de la caída se agravó en los últimos meses de 2009. Si bien el Senasa aún no oficializó los datos de la segunda campaña de vacunación de ese año, en algunas regiones de la provincia, por ejemplo el norte, el número de vientres se redujo en forma considerable.

El secretario de Ganadería de la Provincia, Daniel Carignano adelantó a La Voz del Interior que, a partir de los datos de la segunda campaña de vacunación, en la provincia hay 10 por ciento menos de vacas de las contabilizadas en la segunda campaña del 2007. Es decir, en los últimos dos años Córdoba perdió 200 mil vacas.

Más allá de los efectos puntuales de la sequía registrada durante buena parte de 2009, la ganadería argentina vivió en los últimos tres años un progresivo proceso de liquidación de vientres, fundado en la baja rentabilidad que aportaba la ganadera. Según datos de la industria frigorífica, del total de los animales remitidos a la faena más del 50 por ciento eran vacas, vaquillona y terneras. Se trata de las categorías que integran la llamada “fábrica de carne”, debido a su potencialidad para producir terneros.

“Debemos aprovechar la actual coyuntura de buenos precios ganaderos para hacer una política ganadera que incluya desde la producción primaria hasta la comercialización y la exportación”, aseguró Carignano. A los fines de aprovechar la buena coyuntura, la Provincia prepara un proyecto con ganaderos de seis departamentos del norte para conformar un fideicomiso como fuente de financiamiento. “Buscamos que si hay productores que quieran invertir en ganadería, lo puedan hacer”, explicó el funcionario.

Cambió la geografía. Si bien en los últimos años muchos vientres terminaron en las salas de despostes de los frigoríficos, otros tuvieron más suerte y fueron desplazados hacia otras regiones del país.

El avance de la agricultura en la Región Pampeana hizo que muchos planteles de cría se mudaran su producción hacia las provincias del norte.

Una de las que más se pobló de vientres fue Salta: de 155 mil en 2002 saltó a 641 mil durante el año pasado. Corrientes y Formosa también estuvieron entre las beneficiadas.

Lo mejor en 9 años

Según un informe del movimiento Crea, un ternero de entre 160 y 180 kilos tiene un valor orientativo de 6,80 pesos por kilo. A precio constante, es el más alto de los últimos nueve años.

78% en lo que va del año

Vientres más caros. En los tres primeros meses del año, el valor de los vientres subió 78 por ciento con respecto al promedio de los últimos 20 años.

Menor ingreso. La entrada de hacienda en el mercado de Liniers cayó 30% entre la segunda quincena de febrero y la primera de marzo, respecto a igual período del año pasado

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *