14 de marzo de 2010 12:20 PM
Imprimir

Ecuador  –  Crece pesca incidental de tiburones

Cuando el alba se asoma, se inicia el desfile de hombres que caminan entre la orilla y la arena con peces en sus espaldas.

La playa de Tarqui, en el norte de Manta, se convierte a medida que amanece en el epicentro de trueques entre pescadores y comerciantes.

Entre las especies que reposan en la arena o sobre carretillas están los tiburones.

Aunque su desembarco es legal desde que el Gobierno estableció el decreto 486, en julio de 2007, donde se permite la comercialización y exportación de la carne y aletas de tiburón, aún despierta el sigilo ante la presencia de cámaras.

Unos cinco inspectores de la Subsecretaría de Recursos Pesqueros supervisan en esta playa el desembarco.

Ellos miden las especies para comprobar la edad que tenían y las registran antes de entregar los certificados de monitoreo, uno de los requisitos para exportar las aletas de tiburón.

La escena se repite a diario en los puntos de desembarco existentes en la costa del país.

Los pescadores presentan los mismos argumentos: los tiburones caen en las artes de pesca por accidente.

Pero las cifras oficiales dan cuenta de que la incidencia aumenta pese a que desde septiembre del 2007 está vigente un plan nacional de conservación y manejo de tiburones.

Desde esa fecha, la Subsecretaría de Pesca registra el número de tiburones que se desembarcan en las poblaciones costeras de Esmeraldas, Bahía de Caráquez, El Matal, Pedernales, Manta, Puerto López, Santa Rosa, Anconcito, Guayaquil, Playas y Puerto Bolívar.

Las estadísticas indican que entre septiembre de 2007 y julio del 2009 se capturaron unos 450.363 tiburones de distintas especies, lo que da un peso en toneladas de 13.462,37.

En las cifras oficiales se observa un incremento entre los meses de septiembre y diciembre del 2008 con respecto al mismo periodo del 2007, en plena ejecución del plan.

Mientras, en el 2007 se desembarcaron 52.794 tiburones entre los meses indicados; en el mismo periodo del 2008 se capturaron 92.531 escualos, un incremento del 75,10%.

El aumento es mayor si se comparan las cifras del plan de monitoreo con el resultado de un estudio realizado por técnicos del Instituto Nacional de Pesca (INP) durante el 2006, cuando se prohibía la exportación de aletas de tiburón.

En ese año se calculó que la flota pesquera artesanal desembarcó en siete puertos tiburones cuyo peso representó 2.112,60 toneladas y en 2008 se registró un desembarco de 7.653.54, más del triple.

En tanto, entre enero y julio del 2008 y el mismo periodo del 2009 también se registró un aumento en los niveles de peso: 3.970.78 y 4.155.74 toneladas, respectivamente, lo que representó un 5% más.

La ambientalista Inés Manzano, quien fue tildada de “mentirosa” en una de las cadenas gubernamentales, por considerar que la pesca del tiburón es más bien dirigida, afirma que el plan de monitoreo se queda solo en registrar los peces que se desembarcan.

Ella asevera que hacen falta políticas para reducir la captura de tiburones. Aunque recalca, basándose en informes de marinos asignados a Manta, que existen falencias en los parámetros que se aplican para determinar que la captura sea incidental o dirigida.

Se refiere a informes de septiembre del 2008 que tiene en su poder, que señalan que un capitán de corbeta le comunicó al entonces capitán del puerto de Manta, Patricio Mora, del hallazgo, en dos barcos, de ocho tiburones por cada especie de pesca blanca capturada.

El director ejecutivo de Conservación Internacional (CI), Luis Suárez, ve como positiva la aplicación de un plan de monitoreo para llevar un registro de lo que se captura, pero cree que hace falta cambiar la concepción de que se trata de pesca incidental.

“En la práctica hay una pesca dirigida al tiburón porque se trata de un recurso pesquero importante en el país y, por tanto, necesita manejo; debemos dejar de verlo como un tema de pesca incidental, ya que existe mercado y el Gobierno debe reconocerlo”, explica Suárez.

Manzano afirma que las directrices del plan de manejo de tiburones se elaboraron en el 2006, en la administración anterior. Informes de la organización ecológica no gubernamental Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) así lo establecen.

Además, en uno de estos documentos, publicado en mayo de 2009, al que tuvo acceso este Diario, se determina que “en el Pacífico este tropical, Ecuador se perfila como el país con el programa de monitoreo de capturas de tiburón mejor organizado en este momento”.

Pero también se indica, en el mismo párrafo y luego de detallar cifras sobre los desembarcos en Ecuador y Costa Rica, que “lo anterior es un indicador del nivel de intensidad de pesca de estas especies en la región desde hace más de dos décadas”, indica el informe.

Más datos: Pesca incidental
Unidades
Entre enero y julio del año 2008 se registraron 144.758 tiburones capturados y 135.277 especímenes considerados escualos.

Toneladas
La Subsecretaría de Recursos Pesqueros registró tiburones cuyo peso fue de 7.653.54 toneladas, durante el año 2008. Mientras que los escualos capturados pesaron 8.092.76 toneladas.

Pesca
El INP estableció que la pesca del tiburón aumentó en el país un 39% entre 1989 y 2005. En 1993 se registró el mayor desembarque de esa década, que fue 4.131 toneladas.

Medidas
Las medidas de manejo deberían apuntar a prohibir la captura de tiburones en peligro de extinción como el de tipo martillo; y determinar vedas entre enero y abril con el inicio de las lluvias para evitar la captura de escualos en etapas juveniles, indicó Luis Suárez, director ejecutivo de Conservación Internacional

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *