15 de marzo de 2010 07:19 AM
Imprimir

Trigo: la mitad de la cosecha local puede venderse

"De las 400.000 toneladas cosechadas en Tres Arroyos, alrededor de 200.000 están incluidas en las listas oficiales y en condiciones de ser comercializadas", explicó Guillermo Salim. Fueron fundamentales las gestiones del municipio ante el Ministerio de Agricultura. Ahora falta que aparezcan compradores ...

Entre las gestiones realizadas por el municipio con los ministerios de Asuntos Agrarios de la Provincia y de Agricultura de la Nación y las cooperativas con Coninagro, en los últimos días alrededor de 200.000 toneladas de trigo quedaron en condiciones de ser vendidas. Esto significa que la mitad de la cosecha de Tres Arroyos, estimada en 400.000 toneladas, se liberó de las trabas impuestas por la intervención oficial y están a la espera de que aparezcan los compradores.
"Lo que se ha conseguido es que los productores aparezcan en los listados que el Ministerio de Agricultura publica y distribuye entre los exportadores y la molinería. Es decir que ahora se les garantiza que podrán vender su trigo al precio FAS Teórico", explicó Guillermo Salim, secretario de la Producción. Y aclaró: "Esto no significa que el productor ya tenga la plata en el bolsillo, ahora la comercialización para a regirse por el sistema tradicional. Entran a jugar los acopios, los corredores y cada uno tiene que negociar las condiciones".
Para que se destrabara el tonelaje mencionado fueron fundamentales las gestiones realizadas por el municipio ante los Asuntos Agrarios y Agricultura. La buena relación que Carlos Sánchez mantiene con ambos ministros posibilitó que los listados de productores tresarroyenses evitaran el filtro que estaba trabando la operatoria: la ONCCA y la AFIP. "Lo que se logró es que los listados sean aprobados por el Ministerio de Agricultura, que desde allí se los enviaran a la cámara de exportadores y a la federación de molineros. Ocurría que antes, no sabemos por qué las listas quedaban trabadas o no pasaban la selección que hacían en la ONCCA o en la AFIP", comentó Salim, quien destacó el trabajo que realizó el concejal José Dam para solucionar el problema.
"Lo novedoso de la situación es el cambio de la metodología, de una cosa que salía a cuentagotas a esta apertura casi total", dijo. Y recordó que "todo surgió porque los acopiadores nos manifestaban que no podían vender trigo porque los productores que tenían depositado el cereal en sus plantas no aparecían en los listados. Ahora sí aparecen".
Si bien es cierto que aparecer en los listados es una parte fundamental de la operatoria actual para poder vender el cereal, también es verdad que todavía resta el 50% de la operatoria: que alguien compre la mercadería. Hoy el mercado está muy trabado porque los exportadores compran a cuentagotas y los molinos van adquiriendo el trigo que necesitan en el corto plazo.
A decir de Salim, tanto desde la Provincia como de la Nación se entiende que el sistema de listas es una solución muy precaria y que no debe mantenerse en el tiempo. Que en los próximos días haya novedades al respecto y se pueda dar cierta previsibilidad para la comercialización del cereal en el futuro depende de cuánto trigo se sembrará dentro de poco más de dos meses. Hoy el panorama es gris oscuro.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *