15 de marzo de 2010 12:43 PM
Imprimir

Se deberá importar 10% de carne si este año se mantiene la demanda de 2009

El faltante de carne vacuna que hoy vive el país, y que se pronostica para el resto del año, logrará que cada argentino consuma un cuarto menos de lo que consumió en 2009, según estimaciones de la Cámara de la Industria de la Carne (Ciccra).

Contra los 71,5 kilos anuales que se consumieron el año pasado, la entidad prevé que en promedio se podrán comer 53,4 kilos anuales este año. En paralelo, esta caída en el 25% del consumo de carne vacuna por habitante por año sólo podrá ser compensada en parte por las carnes alternativas: el pollo y el cerdo. Así, en conjunto, se comerá 10% menos de proteína animal (entre las tres carnes) en el año, según Ciccra. De los 114,5 kilos de carnes que se consumieron en 2009 el total disponible para cada argentino será de 103 kilos anuales. Sin embargo, el cálculo mantiene los valores actuales de las exportaciones en un contexto donde peligra el otorgamiento de permisos para enviar carne al exterior.

En el caso del pollo, si se supone que la industria tenga durante 2010 “una evolución similar a la observada en el último trienio”, dice Ciccra, podrá aportar 2,5 kilos por habitante adicionales por año. Así, cada argentino consumirá 36 kilos por año, con un incremento del 7,8% respecto del consumo de 2009.

En lo que respecta al cerdo, contrarias a las recomendaciones presidenciales de consumirlo porque mejora la actividad sexual, el consumo por habitante caerá de 15,5 a 13,5 kilos por habitante, esto es 12,9%.

Según Ciccra, por los faltantes de carne vacuna que ocasionaron aumentos en la hacienda y la góndola provocaron un descenso del 19,3% en el consumo durante el primer mes del año, contra igual período de 2009. Así, cada argentino consumió un equivalente anual a 59 kilos, aún por encima de las proyecciones para el resto del año.

En paralelo, por el efecto del menor consumo y el aumento de los precios, en enero la faena de los frigoríficos cayó 16% respecto del primer mes de 2009. Se faenó así 1,1 millón de cabezas de ganado, con un sólo indicador positivo: la participación de las hembras dentro del total de la matanza cayó 1,7% respecto de enero pasado. Esto no indica todavía, según Ciccra, que los productores estén volviendo a apostar masivamente a la ganadería, pero el hecho de que se manden a faena menos “vientres” cambia el sentido del negocio ganadero de los últimos tres años y medio. En 2009 la matanza de hembras fue la mayor de los últimos 20 años.

Presionan por la “barata”

Pese a que el fondo del problema es que falta hacienda para enfrentar la demanda nacional, El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno insiste con las “baratas”. En su reunión semanal con los representantes de la industria frigorífica, el funcionario volvió a insistir el viernes a las firmas para que entreguen carne barata a los supermercados. Como represalia, podría restringirles a los que no cumplan las asignaciones y permisos para exportar Cuota Hilton.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *