15 de marzo de 2010 12:46 PM
Imprimir

Por los aumentos, el consumo de carne por habitante bajó de 73 a 59 kilos

El consuno de carne vacuna por habitante bajó más de 14 kilogramos –de 73,1 a 59 kilos- durante el mes de enero, debido a los fuertes incrementos de precios al consumidor que registró en ese período el producto, de acuerdo a un informe difundido hoy por la Cámara de Industria y Comercio de Carnes (CICCRA).

Asimismo, los frigoríficos subrayaron que "contrariamente a lo que afirma el discurso oficial, no se está frente a modificaciones transitorias de los precios, que se vayan a revertir en los próximos meses". Por el contrario, el informe indica que se está ante un nuevo piso de precios que no hará más que incrementarse de aquí en más, si no se revierten políticas oficiales para el sector.
De acuerdo al trabajo difundido hoy por la Cámara, el consumo por habitante cayó de 73,1 kilogramos anuales en el primer mes de 2009, hasta 59 kilos en enero último, es decir, una baja de 19,3 por ciento interanual. Asimismo, en enero la actividad de la industria frigorífica vacuna registró una caída de 16,1 por ciento interanual, y el nivel de faena total fue de 1,1 millones de cabezas aproximadamente.
Según CICCRA, "la escasez de oferta de hacienda disponible para enviar a faena –en la Provincia, como publicó DIB, el stock se redujo en más de 2,5 millones de cabezas en tres años- fue lo que explicó la contracción registrada, y todo indica que este proceso se extenderá al resto del año y al próximo". Para los frigoríficos, "el intenso proceso de liquidación de hembras que se observó en los últimos tres años, producto de la política antipecuaria nacional, y la fuerte sequía que se registró en las principales zonas productoras entre 2008 y 2009, en conjunto hicieron que se enviara una cantidad extraordinariamente elevada de animales a faena y, al mismo tiempo, se redujera la disponibilidad de madres y se deterioraran los índices de parición y destete". "Entonces, más temprano o más tarde, la fase expansiva del ciclo ganadero se iba a revertir. O bien por un cambio en las políticas públicas que le devolviera el atractivo a la actividad de cría de ganado vacuno, o bien por la insuficiencia de animales para sostener el proceso", remarcó la Cámara.
Subrayó que "nadie se fija en los costos de la fiesta, cuando ésta recién comienza".
"A lo largo de 2010 estamos comenzando a experimentar una nueva fase del ciclo ganadero, producto de la falta de animales suficientes para sostener la faena en torno a las 16 millones de cabezas", puntualizó CICCRA.
En enero la participación de las hembras en la faena total también envió una señal en este sentido, ya que descendió a 46,3 por ciento.
La entidad consideró que "éste podría ser el punto de inflexión en la liquidación de vientres".
"Si bien es cierto que todavía es muy elevada para afirmar que ingresamos en una fase de retención, lo cierto es que descendió 1,7 puntos porcentuales con respecto a enero de 2009", indicaron los frigoríficos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *