1 de febrero de 2013 10:40 AM
Imprimir

Soja : Sin lluvias, los precios mejoran

La soja repuntó sus cotizaciones a partir del déficit de lluvias en las regiones productivas. Las proyecciones de cosecha en el país se corrigen a la baja.

La soja esta semana se tomó una revancha con un comportamiento netamente positivo en todas las jornadas de negocios.

El impulso estuvo generado a partir de la continuidad de clima seco en las regiones productoras de nuestro país que reduce la potencialidad de los rindes de la cosecha gruesa.

A partir del contexto que se registra en los campos, los precios futuros en Chicago subieron hasta 11 dólares en una jornada y los precios locales volvieron a los 338 dólares para la soja con entrega en mayo como consecuencia de la mejora externa.

 

La falta de agua motivaron el interés de los compradores pero sin que los productores reaccionaran para aprovechar los mejores valores por el riesgo productivo que se incrementa con el correr de las semanas sin lluvias.

Los pronósticos de cosecha continúan ajustándose a la baja como así lo hizo hace quince días el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

La agencia de noticias Reuters, a través de su unidad de estimaciones agrícolas Lanworth, redujo el pronóstico de cosecha de maíz y soja de Argentina debido al clima seco.

La compañía redujo la estimación de producción de maíz 12/13 a 25,6 millones de toneladas, contra 26 millones de toneladas proyectadas previamente.

La producción de soja se proyecta en 53,2 millones de toneladas, frente a las previsiones anteriores de 55,2 millones de toneladas.

Mientras que para nuestro país se produjeron recortes, en Brasil los pronósticos mejoran.

Se proyecta una cosecha de maíz de 75,8 millones de toneladas, frente a la previsión anterior de 75,5 millones de toneladas y una producción de soja de 80,9 millones de toneladas, por encima de su estimación anterior de 79,4 millones de toneladas, gracias a las últimas lluvias recibidas en la región centro-este del país.

Para Brasil, la firma SAfras & Mercados proyectó una cosecha de 84,7 millones de toneladas de soja que, de concretarse, representaría un incremento del 25 por ciento respecto del año pasado, apoyado en un crecimiento del nueve por ciento en el área sembrada, hasta ocupar 27,54 millones de hectáreas, cuando en diciembre la estimación de producción se había fijado en 84,31 millones.

Frente a un contexto mayormente dispar de los principales abastecedores de Sudamérica, el mercado está acusando el impacto ya que descontaba que una gran cosecha sudamericana permitiría aliviar los ajustados stocks a partir de la sequía que golpeó a Estados Unidos.

También al retrasarse la cosecha, el ritmo de recolección en Brasil está por debajo de otros años a la misma época, la demanda podría volcarse nuevamente al país del norte.

Para nuestro mercado, la demanda de exportación y la industria mejoraron los precios ofrecidos para cerrar negocios con entrega de la próxima cosecha pero no aumentaron tanto los valores disponibles y de esta forma continuó disminuyendo la diferencia del pase entre las cosechas.

La semana anterior señalábamos dicho valor en 55 dólares, mientras que en la presente este disminuyó hasta los 30 dólares.

De esta forma no hace más que confirmarse que los precios actuales muestran una escasez global y particularmente local que se va a revertir a partir del ingreso de la nueva campaña.

Más allá de los recortes en las proyecciones que se conocen, la oferta será mayor a la del ciclo 11/12 y los precios lo confirman.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *