1 de febrero de 2013 10:36 AM
Imprimir

El mercado local paga más que los precios de exportación

Argentina vende al exterior cada vez menos termoprocesados. Sólo un 6,2 por ciento de la producción ganadera se exporta.

Nuestro país ha retrocedido dramáticamente en la exportación de productos termoprocesados, que por su bajo precio (equivalente peso res), deprimen el valor promedio FOB.

Hoy nuestros exportadores fuera del cupo Hilton, Israel y algunos pocos otros mercados, no encuentra clientes que estén dispuestos a reconocerles los precios que pagan por la hacienda, cosa que sí hace el consumo local, cuyo precio en dólares es hoy más atractivo que el que paga mercado internacional.

En noviembre pasado se exportaron sólo 14.300 toneladas (res con hueso) por valor de 83,4 millones de dólares, con un FOB promedio de 5.800 dólares por tonelada.

 

Las exportaciones no significaron en noviembre más del 6,2 por ciento de la demanda total. Como noticia positiva, dentro de un panorama tan difícil, debe destacarse que en los primeros cinco meses del año Hilton (julio-noviembre) se embarcaron 8.821 toneladas de cortes enfriados, un 57 por ciento más que en igual período del año pasado. El atraso en el cumplimiento de cuota sería hasta ahora de sólo 3.700 toneladas, si es que se aspira a cubrir este cupo regularmente y no saturar el mercado de enfriado europeo a último momento con la consecuente baja de precios.

Hay muchas menos plantas abiertas, hay muchos menos novillos en stock (menos 40 por ciento), y para muchos industriales no vale la pena ni siquiera exportar Hilton, porque las pérdidas en el resto de la res terminan anulando hasta este negocio.

Lee Leachman, cabañero norteamericano y viejo conocido de los argentinos, sostuvo hace unos días en un seminario que para 2020 el kilo de bife de chorizo se ubicará en el orden de los 35 dólares, contra unos 18 dólares que vale hoy en día.

La carne vacuna será menos accesible, y tendrá altos precios, por lo que sólo la consumirán los sectores de muy altos ingresos. En 2009, destacó Leachman, había tres millones de millonarios en los Estados Unidos, en India 185 mil y en China 600 mil. Este número no se está incrementando en Estados Unidos, pero sí lo está haciendo en otros países del mundo, donde su número crece al 20 por ciento anual acumulativo. Sólo en China e India habrá para 2020 unos seis millones de millonarios, que comerán prácticamente lo que quieran.

La producción ganadera estaría hoy seis por ciento debajo de hace una década, y para los próximos años sólo puede esperarse que continúe la tendencia a la valorización de los campos de pastoreo, cuyos precios se han triplicado en los últimos 10 años.

Los altos precios de los granos hará disminuir aun más la superficie disponible para pastoreo del ganado. Debido a la presión de la opinión pública, que piensa que los vacunos tienen “derechos humanos”, los animales serán tratados como mascotas, alterándose su manejo para satisfacer al público consumidor.

La eficiencia de conversión de alimento a carne, característica de alta heredabilidad, con un precio del maíz cada vez más alto, se convertirá en una variable importante.

Por último Leachman sostuvo que continuará el uso de tecnología para incrementar la producción de carne por cabeza, poniéndose énfasis en el uso de beta-agonistas, test de DNA, sexado de semen para producir más carne con menos animales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *