15 de marzo de 2010 13:18 PM
Imprimir

Santiago Cámeron: “Si aumenta el área de trigo será por el clima y no por motivación”

Después de haber registrado el año pasado una fuerte caída, con la peor siembra en 111 años por la sequía y por la intervención oficial en los mercados, las perspectivas para la próxima implantación del trigo que comenzará en el mes de mayo traen, en principio, pronósticos de una leve recuperación

Llamativamente, pese a la recuperación proyectada, aun cuando se cumpliera cualquiera de esas cifras, el cereal igual tendría, después de la marca del año pasado, la segunda siembra más baja en un siglo.

De hecho, en 1901/1902 ocupó 3,29 millones de hectáreas. En este contexto, el dato sobre una mejora en el área sorprende en el actual escenario del cereal, donde, por la falta de competencia entre molinos y exportadores, y la existencia de listas de productores que debe aprobar Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior, la comercialización enfrenta serios problemas.

Hasta ahora el productor vendió, con 3,9 millones de toneladas, el 48% de una cosecha de 7,44 millones de toneladas.

En diálogo con redagroactiva.com, Santiago Cameron, vicepresidente de al Asociación Argentina Pro Trigo (Aaprotrigo) aseguró que “si se incrementa el área será por razones climáticas en las zonas donde el año pasado se pudo sembrar muy poco por la sequía, donde el trigo se siembra por ser generador de rastrojo para la soja que viene y no porque el productor pueda hacer plata del trigo”.

Las zonas trigueras por excelencia del país son el centro y sur de la provincia de Buenos Aires donde la mayoría de los lotes son destinados para esa producción ya que otros cultivos no dan buen rendimiento. En tal sentido, el directivo de Aaprotigo comentó que “hay muy poco ánimo de sembrar trigo. Quizá deban implantarlo si o si porque no tienen otra cosa para hacer”.

A título personal, Cameron, que a la vez es productor triguero bonaerense, comentó que está buscando “todas las alternativas posibles para no sembrar trigo”, y se preguntó: “¿Para que voy a sembrar si tengo en el silo el de la campaña pasada y no lo puedo vender?”

Otras zonas

No solamente en el centro y sur de Buenos Aires se implanta el cereal. El vicepresidente de Aapritrigo explicó que “en el sudoeste bonaerense y La Pampa, si hay humedad, seguramente se siembre y puede ser que globalmente el área aumente, no lo niego, pero el ánimo de la gente que tiene alternativas de sembrar o no sembrar es ver si puede implantar otra cosa”.

En relación a la provincia de Córdoba, el directivo comentó que los productores seguramente sembrarán porque allí hay molinos para abastecer y los factores climáticos han sido muy favorables.

“El resto del país quizá no se da cuenta de los que es el sur de Buenos Aires. Es la zona que produce trigo para exportar y no para el mercado interno, que generalmente se abastece del trigo que está cerca de Capital Federal, de Córdoba y de Santa Fe porque la molinería está en esa zona”, aseguró Cameron.

Políticas gubernamentales

Para tratar de incentivar a los productores, el Ministerio de Agricultura acaba de anunciar que, a partir de mediados de abril, se hará efectiva la devolución de las retenciones a los pequeños productores de hasta 800 toneladas de trigo.

“Los anuncios del Gobierno no han servido porque la comercialización sigue trabada y el último anuncio es que supuestamente se van a devolver retenciones, pero si no se puede vender ¿qué me van a venir a devolver?”, comentó ofuscado el vicepresidente de Aaprotrigo.

Por último, Cameron aseguró que “hay una confusión tremenda de parte del Gobierno en cómo es la comercialización del trigo y este sistema inaugurado hace ya cuatro años no tiene arreglo”, finalizó

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *