5 de febrero de 2013 14:08 PM
Imprimir

Aseguran que el campo está dirigiendo sus inversiones hacia Uruguay

Productores y empresas agropecuarias argentinas que tradicionalmente invirtieron en el país "han decidido invertir" en Uruguay debido a la "errónea" política oficial agraria "marcada por una distorsión de los precios y las retenciones a las exportaciones", advirtió hoy un estudio de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

El presidente de CRA, Rubén Ferrero, aseguró que “tras tantos errores profundizados en cuanto a política agropecuaria, reina la desconfianza ante las medidas o acciones que pueda llevar a cabo este gobierno”. El dirigente afirmó esa “desconfianza” se refleja en “la caída estrepitosa” de la inversión extranjera, la fuga de depósitos, y en que “productores o empresas del sector se vuelquen a la inversión en países como Uruguay donde las condiciones se dan dentro de un ambiente de previsibilidad de cara al futuro”.

“Productores y empresas agropecuarias argentinas que tradicionalmente invirtieron en nuestro país han decidido invertir y apostar al crecimiento del país vecino, motivados por una errónea política agropecuaria argentina marcada por una distorsión de los precios y las retenciones a las exportaciones (en trigo 23 por ciento, soja 35 por ciento y maíz 20 por ciento). A esta situación se suman las cuotas de exportación que deprimen el precio local percibido por los productores, desalentando la producción”, evaluó el informe.

El estudio económico realizado por CRA compara las principales variables que afectan a la competividad del sector agropecuario en ambos países y llega a la conclusión de que “la agricultura de Argentina es menos competitiva que la de Uruguay”.

“A pesar de las ventajas de mayores rindes de los campos argentinos en relación a los uruguayos (sobe todo si se toma en cuenta lo que sucede en la zona núcleo de nuestro país), las reglas de juego impuestas por los gobiernos de ambos países han redireccionado las inversiones”, explicó.

Según indicó, los que producen y venden su cereal en la Argentina recibieron durante la semana que pasó un 31 por ciento menos respecto de lo pagado en Uruguay. El informe precisó que la diferencia de precios en el caso de la soja es de 24 por ciento, en tanto que la del maíz es de 36 por ciento.

“Como agravante la inflación, que es un indicador parcial de cómo se comportaron los costos, en Argentina fue de 25,6 por ciento (según el IPC difundido por el Congreso de la Nación), mientras que en Uruguay fue del 7,48 por ciento(según el : Instituto Nacional de Estadística de Uruguay)”, remarcó.

En este contexto, CRA sostuvo que para recuperar la competitividad perdida del campo argentino es necesario que el gobierno elimine las cuotas de exportación y los derechos de exportación. “De esta forma se podrán incrementar las inversiones y las exportaciones generando una mayor oferta de divisas para el país”, concluyó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *