15 de marzo de 2010 22:09 PM
Imprimir

Darían subsidios para terminar animales más pesados

La hipótesis de que el gobierno dejaría libre el reacomodamiento de precios de la carne pierde fuerza a medida que las exportaciones continúan limitadas y los supermercados realizan baratas los fines de semana

De todos modos, apuntalado por la baja oferta el precio de la carne en el mostrador, de la invernada y del gordo es nulo o poco significativo su descenso.

Por otro lado, la intervención estatal que regularizó el otorgamiento de las compensaciones a los engordadores a corral continúa ejerciendo el efecto de promover la faena liviana y su consiguiente menor producción de carne futura.

Al respecto se dejó trascender por varios interlocutores que se estudia el redireccionamiento de las compensaciones a los animales terminados con mayor peso.

Hoy este subsidio no estaría influyendo en variar precios tanto de materia prima –terneros- como de animales terminados, jugaría un rol estabilizador si ayudara llenar los corrales y existiera oferta ante los temporales otoñales pronosticados.

Se puede afirmar que los precios de la invernada se estabilizaron en valores que los feedlots no convalidan provocando un acentuando vaciamiento de los corrales.

A nuestro entender el efecto que posiblemente los engordadores a balanceado busquen no se produzca, o por lo menos en la medida que esperan.

Si los corrales se hubiesen abastecido solo a un 60%, se comenta que están por debajo de 45% de su capacidad, el precio del ternero hubiese tendido a la suba y podría estar promediando los $8 pesos que representa el 10% a 15% sobre el valor del ternero gordo que los feedlots venden.

Esto no es un análisis descabellado, las ganaderías desarrolladas premian con mejoras arriba del 10% el precio de los terneros por ser el eslabón productivo de más difícil logro de eficiencia debido al componente de ciclos largos y el manejo de la sanidad reproductiva.

Un mercado de terneros con esta variable más o menos ajustada mejoraría notablemente la tasa de extracción del rodeo argentino.

Invernada

Aún sin los datos de la vacunación de aftosa anterior, -serían publicados por el Senasa la semana que viene- el mercado de invernada se mantiene con poca oferta, precios sostenidos y productores pastoriles como compradores.

Los remates son los que mantienen firme los valores superando los 7 pesos por buenos terneros de hasta 200 kilos y novillitos arriba de 6,5 pesos.

Por parte de las operaciones directas la invernada pampeana de calidad cierra precios de 6,8 pesos por macho y 6,4 pesos por hembras.

Como dijimos, a diferencia de los años anteriores, los feedlots eran prácticamente los únicos compradores y condicionaban precio, kilaje y plazos, hoy prácticamente solo ofrecen condiciones que no les permiten cerrar fluidamente operaciones.

El 10 de marzo en Cacharí, provincia de Buenos Aires la firma Hugo R. Aristegui colocó 1600 machos desde 6,4 pesos los novillitos hasta 7,3 pesos los terneros de alrededor de 190 kilos y superando los 7,5 los livianos. Las 1050 hembras desde las livianas a las pesadas se colocaron entre 7,1 y 6,2 pesos.

Durante la semana en Bolivar, Jorge y Martín de la Serna con un remate de más de 3000 cabezas colocó es similares valores los terneros. Por otro lado, ayer en Las Flores los primeros lotes rematados por Jauregui Lorda se vendieron entre 1450 y 1500 pesos la pieza por terneros de 190 a 200 kilos y 45 días para el pago.

También ayer el Rosgan informó valores promedio de 7,04 pesos para terneros, 6,54 pesos para terneras, 6,20 pesos para novillitos, y 5,56 para novillos de tres años.

La mayoría de los remates continúa encerrando menos de lo anunciado, y aunque esto siempre ocurre es notablemente más marcado. También se han suspendido por falta de volumen.

En el NEA los terneros machos se colocan en remates en el rango de los 6,3 a 6,8 pesos el kilo.

Cría

La coyuntura actual provoca reacciones opuestas en los criadores, por un lado se evidencia la intención de retener o comprar hembras y por otro lado la de desprenderse de animales. Unos toman ganancias ante buenos valores y otros apuestan al negocio.

Los que disminuyen la actividad se basan en que mientras que el gobierno intervenga el mercado y la exportación se encuentre trabada el futuro del negocio va a ser de fuertes altibajos.

En el NEA las vaquillonas cruza para servicio de 300 kilos se colocan en 1500 pesos, en la zona pampeana por animales Angus o Hereford se pagan 1800 pesos.

En Corrientes, vacas de medio diente preñadas se vendieron a 1800 pesos y vacas medio uso con cría a 2360 pesos por muerta la cría (terneros de 100 kilos).

Consumo

Mientras que en el mercado concentrador de Buenos Aires el precio de la hacienda se mantiene estable, se evidencia la disminución de animales entrados. Los animales livianos para faena se venden entre 6 y 7,3 pesos y los pesados entre 5,5 y 6,6 pesos el kilo

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *