16 de marzo de 2010 07:09 AM
Imprimir

¿Como ser eficientes en la cosecha de soja?

Frente al récord de producción que espera la Argentina, los productores deben prever varios aspectos antes del próximo inicio de la recolección.

En “Año Niño” es casi seguro que ocurran lluvias y varios días de lloviznas (temporal) entre el 25 de marzo y el 10 de abril, lo cual retrasa todos los turnos de contratistas 15 días, transformándose la disponibilidad de las cosechadoras en tiempo y forma en un cuello de botella. Esto indica la conveniencia de adelantar lo máximo posible la cosecha de soja, ya que también en muchos casos se superpondrá con la cosecha de maíz (20 M/t).

No esperar que el grano llegue a 13,5% de humedad promedio para recién llamar la cosechadora. Adelantar la cosecha y realizarla con 15% de humedad reduce las pérdidas promedios por desgrane en el cabezal en un 50%.
La soja almacenada correctamente con 16% de humedad en bolsas plásticas puede conservarse sin problemas hasta 2 meses, con 14,5% por 6 meses y con 13% de humedad se puede almacenar 12 meses o más. La cosecha de soja en Argentina se realiza con una humedad promedio de 13% de humedad y en esas condiciones los datos del INTA PRECOP II indican que las pérdidas son:21 kg/ha Pérdidas de precosecha
121 kg/ha Pérdidas por cosechadora
142 kg/ha Pérdidas totalesAdelantando la cosecha las pérdidas de precosecha se reducen a cero y las pérdidas por cosechadora pueden bajar a 60 kg/ha respecto al promedio, con lo cual se podría ganar 80 kg/ha de pérdidas, eso representa más del 33% del costo de cosecha por hectárea.Ahora bien, si la soja con 13,5% de humedad de grano recibe lluvias por 12 días (temporal de Semana Santa) puede perder hasta 1200 kg/ha de rendimiento (cantidad y calidad), eso fue comprobado en más de una oportunidad por técnicos del INTA mediante monitoreo de rendimiento satelital (evaluaciones antes y después del problema climático ya mencionado).Por lo tanto, el INTA PRECOP II aconseja para este Año Niño, adelantar lo máximo posible la cosecha de soja, no esperar el 13,5% de humedad de grano para iniciar, porque el retraso será muy riesgoso y costoso.* En cuanto al equipamiento de la cosechadora, se deberá trabajar junto al contratista con las regulaciones y equipamientos necesarios para enfrentar condiciones de falta de piso en muchos lotes bajos. En siembra directa continua se deben evitar huellas y compactaciones con el tránsito de cosechadoras, tractores y acoplados tolvas autodescargables.

* Programar las descargas de granos en la cabecera y evitar ingresar al interior del lote con tractores y tolvas.

* Equipar a las cosechadoras con eficiente esparcidor de granza, ya que en soja el 70% de los nutrientes del rastrojo de soja está en la vaina.

* Cosechar con una dirección desplazada en 30º respecto a la siembra de la soja, esto evita patrones de huellas y patrones de cobertura del suelo.

* Como las pérdidas de la cosechadora están en un 70% en el cabezal y de ese porcentaje el 50% es responsabilidad de la cuchilla de corte, cuidar el estado de las cuchillas y los puntones es muy rentable y conveniente.

* Es importante contar con cabezales de gran ancho de labor de manera tal que la velocidad de avance de la cosechadora no supere los 7 km/hs, que es la velocidad límite para un eficiente corte del tallo de soja a 7 cm de altura.

* El molinete del cabezal debe regularse en altura, avance y velocidad de giro, de manera permanente acorde al estado del cultivo.

* El automatismo de control de altura y nivelación lateral del cabezal debe funcionar correctamente.

* La velocidad del cilindro trillador debe ser la máxima acorde al mínimo daño mecánico tolerado para industria o semilla.

* Si el destino es semilla, usar el test de hipoclorito para mejorar el diagnóstico de daño mecánico al grano/semilla. * Si es para industria, el INTA Precop II dispone y ofrece un kit de zar andas y recipiente para evaluar el porcentaje de pérdidas y tolerancias.

* Seleccionar las cosechadoras que dispongan de monitor de rendimiento con GPS, con buena calibración para obtener un buen mapa de rendimiento del lote.

Y como siempre, el mejor consejo para la cosecha de cualquier cultivo es evaluar pérdidas con la metodología de los 4 aros de 56 cm de diámetro, difundida por el INTA Precop.Tirando los 4 aros de 56 cm, uno detrás de la cola de la cosechadora y el resto al costado, se tiene un área de muestreo de 1 m2, contando todos los granos y vainas sin trillar que estén dentro de los cuatro aros, cada 60 granos de soja equivalen 100 kg de pérdida por hectárea. La tolerancia en soja es de 90 kg/ha (54 granos de soja en los 4 aros equivale a 90 kg de pérdidas por hectárea).El otro gran consejo para los dueños del cultivo es arreglar el precio del servicio de cosecha con el contratista, “pagándole bien” para poder exigir una buena puesta a punto de la cosechadora, trabajar por debajo de las tolerancias de pérdidas y entregar un grano sano y limpio en la tolva de la cosechadora; es decir, junto con el contratista evaluar y mejorar la calidad de trabajo en el campo. Cada grano que queda en el suelo después del paso de la cosechadora, es ganancia que se pierde y no se puede repartir.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *