7 de febrero de 2013 13:33 PM
Imprimir

El campo desafía el megaoperativo de la AFIP: “No nos van a amedrentar”

Cristina no puede obligar al campo a vender. ¿O puede? Ante la lluvia de inspectores de la AFIP, el presidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere, advirtió que el momento de vender lo va a decidir el productor, y que "no nos vamos a dejar amedrentar".

Luis Miguel Etchevehere, presidente de la Sociedad Rural Argentina, aseguró que el Gobierno, no puede “obligar” a los productores a vender la cosecha de soja.

“No nos pueden obligar a vender cuando quiera la AFIP, sino cuando quiera el productor. El momento de vender lo va a decidir el productor. No nos vamos a dejar amedrentar. Es un derecho nuestro vender cuando creamos conveniente. Esta medida es como obligar a la industria a liquidar stock”, afirmó Etchevehere en declaraciones por ‘Radio Continental’.

Para Etchevehere, el plan del Gobierno ha fracasado a todas luces en todas las actividades. “La asamblea del viernes 15 en la Sociedad Rural de Pehuajó va a ser la primera de una serie de asambleas que vamos a llevar a cabo a lo largo y a lo ancho del país”, afirmó.

“Cada vez que el Estado quiso intervenir en la formación de precios, siempre fracasaron esas políticas. Ésta es la consecuencia de la mala administración y del fracaso del modelo y de la política económica del Gobierno. La intervención de precios siempre fracasó en Argentina”, cerró Etchevehere.

Ayer la AFIP inició un megaoperativo de control de las existencias de la oleaginosa en campos y acopios de todo el país ante la reticencia de los productores agropecuarios a vender la soja remanente de la campaña pasada, y con una imperiosa necesidad de caja.

El objetivo es corroborar que el stock que tienen registrado efectivamente esté en los silos y ejercer presión para que vendan y así poder recaudar en concepto de retenciones.

La soja remanente de la cosecha pasada oscila entre 1 y 1,2 millón de toneladas, según las estimaciones, por lo que representaría, al precio del cierre de ayer del mercado de Chicago, ingresos por US$645,4 millones de los cuales el Fisco se queda con el 35%.

Ayer, inspectores de la AFIP llegaron en forma sorpresiva a varios acopios de la provincia de Buenos Aires con la orden de revisar la soja disponible. Según informó el titular de uno de esos acopios al diario ‘El Cronista’, el inspector le explicó que había sido una “orden de la Presidenta” y que tenía una larga lista de acopios para visitar en los próximos días.
 
Fueron consultados acopios de San Antonio de Areco, Capitán Sarmiento y Arrecifes y varios confirmaron que habían recibido la visita de los inspectores de la AFIP.
 
El lanzamiento del megaoperativo también fue confirmado por fuentes oficiales, que explicaron que el plan para realizar un inventario de la soja disponible comenzó ayer y se extenderá, de manera masiva, durante los próximos 15 días. Si bien el organismo que dirige Ricardo Echegaray suele realizar este tipo de inspecciones una vez al año, en esta oportunidad la avanzada es mucho más exhaustiva, ya que están apelando a una multiplicidad de métodos para lograr el cometido.
 
Por un lado, los inspectores tienen una lista de acopios y campos para visitar en distintas localidades del país; además, se apelará al sistema tradicional de la intimación por carta para que respondan cuánta soja tienen almacenada y por último, cuentan con la herramienta informática que les permite hacer esta campaña mucho más masiva.
 
De esa manera, la AFIP les consulta cuánta soja tienen y si la respuesta les hace ruido a partir de distintos cruces de información, envían la inspección para corroborar su veracidad. En otros casos, directamente les llegó la inspección sin antes recibir ninguna notificación o intimación.
 
“Es un listado enorme y abarca a todo el país. El pico de intensidad será en los próximos 15 días”, confirmó al mencionado matutino una fuente del Gobierno.
 
Echegaray había dado señales de que investigarían cuánta soja estaban reteniendo los productores días atrás, al anunciar la recaudación de enero. En ese contexto, el funcionario repasó los números de los derechos de exportación de los primeros meses del año pasado y concluyó que los ingresos por ese concepto representaban, en enero y febrero de 2012, 9% del total recaudado, mientras que el mes pasado apenas significaron el 5%.
 
La cosecha de soja de la campaña pasada fue de 40 millones de toneladas, 22% menor a la 2010/2011, cuando se habían recolectado unas 52 millones de toneladas de la oleaginosa.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *