16 de marzo de 2010 08:28 AM
Imprimir

Paraguay  –   Retorno de la zafra completa

La cosecha de soja de campaña 2009-2010 arrancó con óptimos resultados. Todo indica que retornó la zafra completa para la soja paraguaya. Las estimaciones de producción son 7.200.000 toneladas. La alegría volvió al campo, pero no la euforia. Hay otros desafíos para nuestro principal rubro agrícola que se buscarán subsanar por el camino.

Volvió el optimismo en el campo, la soja está vigorosa y las primeras cosechas fueron muy positivas. Todo apunta a que tendremos la zafra llena, como se espera lograr todos los años. Ahora la naturaleza fue generosa y permitirá a los productores recuperarse en parte de las sucesivas malas rachas.

El asesor agrícola de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), Luis Cubilla, estima que la cosecha de soja de la presente campaña será de 7.200.000 toneladas de una superficie sembrada de 2.650.000 hectáreas. El rendimiento promedio estimado estaría por encima de los 2.700 kilos por hectárea. “Todo está bien”, fue la calificación que dio Cubilla a la presente campaña sojera, ya que no solo el clima está favorable, sino que los productores también están manejando bien sus cultivos, ante las plagas y enfermedades que aparecen en las actuales condiciones climáticas. Los focos de roya de la soja y el ataque de orugas están controlados oportunamente, lo cual es muy alentador para esperar que esto que empezó bien termine bien.

Al cierre de la edición los profesionales del sector público y privado tenían previsto iniciar la tarea de relevamiento del cultivo de soja desde el 3 de febrero.

Los datos indican que el optimismo volvió al campo, aunque esta zafra positiva no será suficiente para compensar las pérdidas que tuvo el productor en las sucesivas cosechas malogradas. Cubilla afirma que deben venir por lo menos tres a cuatro buenas cosechas como estas para que el productor paraguayo se recupere de sus consecutivas pérdidas, ya que no solo fue en la campaña sojera pasada, sino que también las cosechas de maíz zafriña y trigo tuvieron sus dificultades.

Las primeras parcelas cosechadas están rindiendo de 2.800 a 3.000 kilos por hectárea en promedio, aunque hay excepciones donde se lograron colectar 5.000 kilos por hectárea.

La parte productiva sin duda va a estar bien, pero para que el negocio sea totalmente exitoso debe funcionar todo sobre rieles. Por ahora la logística y el mercado persisten algunas incertidumbres.

Logística
De acuerdo al análisis de Carlos Rendano, coordinador de transporte de Capeco, la logística sigue en duda, porque todavía el problema con Argentina no se solucionó. Esto indica que la soja paraguaya, que después de la disposición del año pasado del gobierno argentino, tendrá menos espacio en Argentina, ya que ahora la producción paraguaya solo será una mercadería en tránsito en ese país. La segunda alternativa es que la mercadería salga por Brasil, una realidad que se está dando ahora después de muchos años. Esta posibilidad se analiza fuertemente para que la soja salga en tránsito por Brasil, a través del Puerto de Paranaguá o a la industria brasilera. El problema que se da con Brasil es que la logística es muy cara, porque el dólar allí está muy devaluado.

Internamente no se esperan muchos problemas con los transportistas. La disponibilidad de la capacidad de almacenaje no se sabe exactamente cuanto hay, pero todo apunta a que se recurrirá al uso masivo de silos bolsa, ya que las cosechas de invierno siguen en los silos estáticos. “Posiblemente cuando empiece la cosecha fuerte habrá mucha presión para embarcar soja en los puertos y embarcar soja a Brasil para que salga todo el producto que va entrando y así liberar los silos para seguir recibiendo”, dijo Rendano.

Tendencia de precios

Por Sonia Tomassone
Asesora en Comercio Exterior-Capeco

Las previsiones sobre el precio de la soja para el 2010 están divididas, por un lado, se prevén desde tensiones por el lado de la demanda hasta una respuesta abrumadora de la oferta. La cosecha de soja récord en Estados Unidos en el 2009 y la perspectiva de una gran temporada en Sudamérica deberían de inundar los inventarios mundiales de soja y presionar a los futuros de soja de la Bolsa de Chicago. Si esto sucediera, los analistas de mercado estiman precios de entre US$ 295 a US$ 312 para el primer semestre.

El clima de los meses de enero y febrero de este año será importante para el mercado. Si se obtuviese la super-zafra sudamericana prevista, tendríamos precios presionados entre marzo y abril. Sudamérica representa el 45% de la oferta mundial de soja prevista para el ciclo 2009-2010.

Las previsiones optimistas creen que China apoyará los precios, por lo que se mantendrían en los niveles actuales de US$ 370-380 por tonelada. La China tiene previsto importar 12 millones de toneladas de soja en el primer trimestre de 2010, principalmente en Sudamérica, de acuerdo al Centro Nacional de Información de Granos y Aceites de China (Cngoic por sus siglas en inglés).

El duelo se crea por una buena demanda internacional y la acción de los fondos de inversiones son fundamentos para sostener los precios actuales, por ello es importante tener muy en cuenta el comportamiento del dólar. Los precios de los contratos actuales de soja en el mercado de Chicago están atrasados con respecto a otros commodities, como el petróleo y eso puede generar mayores compras por parte de administradores de carteras de fondos, índice que básicamente busca preservar el capital de la inflación por medio de la inversión en futuros de materias primas.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), acorde su informe de diciembre pasado, estima que el precio de la soja para el 2010 estaría oscilando entre US$ 321 a US$ 376 por tonelada. Prevé una disminución en los precios del aceite de soja del orden de US$ 50 por tonelada contizando de los US$ 781/t a US$ 847/t. Asimismo, prevé una disminución en los precios de las harinas de soja de entre 30 a 70 US$/t cotizando entre US$ 260 a US$ 310 por tonelada.

La disminución prevista en los derivados industriales de la soja (aceite y harina) se fundamenta en el aumento de la molienda de China de la cual el 80% es harina de soja para ración animal. No obstante, las menores importaciones de aceite de soja podrían compensar los precios del aceite comestible.

En resumen, 3 factores estarían directamente afectando el precio de la soja en el primer semestre de 2010:
Cosecha récord de EEUU y Sudamérica elevarán inventarios.

Previsiones óptimistas creen que China apoyará precios.

Clima para cosecha sudamericana será un factor clave

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *