9 de febrero de 2013 11:57 AM
Imprimir

Recomendaciones para los cultivos que fueron afectados por la granizada

CompartiremailFacebookTwitterURUGUAY :  El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) publicó una serie de recomendaciones para el tratamiento de los cultivos, tras la granizada sufrida el pasado 24 de enero. El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y la Facultad de Agronomía (Fagro) indicaron que a nivel general en los cultivos, aún los ya cosechados, […]

URUGUAY :  El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) publicó una serie de recomendaciones para el tratamiento de los cultivos, tras la granizada sufrida el pasado 24 de enero.
El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y la Facultad de Agronomía (Fagro) indicaron que a nivel general en los cultivos, aún los ya cosechados, se debe procurar mantener un estado nutricional que les permita completar la formación de yemas y acumular reservas para la siguiente temporada.
Además, se sugiere “considerar la aplicación de fertilizantes que aportan micro elementos y pueden sumar bioestimulantes” y se advierte que en caso de aplicarse productos con fosfito, “se debe evitar hacerlo con altas temperaturas ya que puede producir quemado”.
El informe resalta también que es relevante mantener el riego de forma adecuada debido a las “elevadas temperaturas y condiciones de baja humedad atmosférica, las cuales aumentan las exigencias a las plantas”.
A nivel específico, en manzanos y perales sugieren para las variedades del grupo Red y otras como bicolores o verdes que no están maduras, continuar con la aplicación de fungicidas e insecticidas. Afirma que los frutos que recibieron heridas pero no se rompió la piel cicatrizan sin perder la capacidad de conservación y los de herida abierta podrían caer.
En el caso de los duraznos y ciruelos, señala que “se deben mantener los tratamientos contra podredumbre morena” y “eliminar” los frutos que la presenten a medida que vayan apareciendo en los montes.
En cuanto a la vid, si quedó parte del racimo cosechable, sugiere “la aplicación de fungicida para Botrytis antes de la próxima lluvia”, además de colocar “fungicida en base a cobre para prevenir podredumbre ácida”. Si se perdió toda la cosecha, la clave es esperar el rebrote para aplicar fungicidas para evitar daño de “peronóspora” y así “mantener el follaje el mayor tiempo posible en el otoño”.
En las hortalizas que tienen posibilidad de seguir vegetando “se recomienda realizar un tratamiento con cobre para prevenir entrada de patógenos”, además de eliminar las partes dañadas y los restos vegetales que estén en el suelo. Si hay daño severo se sugiere “eliminar el rastrojo para evitar fuentes de inóculos para futuros cultivos”.
De todas formas las autoridades estatales indican que estas medidas no sustituyen el asesoramiento particular de cada técnico en el predio.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *