10 de febrero de 2013 22:36 PM
Imprimir

Las principales cuotas cárnicas que tiene Uruguay están a tope

Estiman que demanda de China podría bajar exportación a EE.UU.

Salvo años puntuales, Uruguay está cumpliendo casi con la totalidad de las principales cuotas de carne vacuna que tiene asignadas. Si bien es probable que esta situación continúe, la dinámica de los diferentes mercados es la que lo definirá.

 

 

En la cuota de Estados Unidos, cuyo cupo es de 20.000 toneladas cada 12 meses – según datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC) a los que accedió El País- Uruguay exportó entre los años 2004 y 2009, a gran ritmo, con volúmenes que variaron entre 18.438 y 19.965 toneladas. En los años 2010 y 2011, como consecuencia, entre otros factores, de que Rusia ingresó como un jugador de peso, el volumen vendido hacia allí bajó drásticamente, con 14.089 toneladas exportadas en el primer caso y 10.942 toneladas en el segundo. En el 2012 estas cifras se recuperaron, al venderse 17.303 toneladas.

 

Si bien se ha solicitado en forma reiterada que las 20.000 toneladas sean ampliadas, con el argumento de que mercados como Australia poseen cupos sensiblemente mayores, el hecho de que en determinados años no se completara la misma, ha sido el argumento de parte de EE.UU. para no incrementar el volumen establecido.

La cuota Hilton, que tiene como destino la Unión Europea (UE) y es una de las más apreciadas desde lo comercial -van los cortes de mayor valor de la res-, ha sido casi completada en todos los años desde 2004.

 

En el año en que se exportó menos volumen, se vendieron hacia ese destino 6.230 toneladas de las 6.300 que componen dicho cupo. En la segunda mitad del 2012 (a diferencia de la Cuota Estados Unidos que es año calendario, la Hilton es “año agrícola” y por tanto su registro comienza el 1° de julio) se llevan exportadas 3.613 toneladas.

La cuota 481, que al igual que la Hilton es enviada a la UE, representa la mayor novedad. Es para carne de alta calidad, es decir novillos y vaquillonas de hasta 30 meses, que en los últimos 100 días deben ser engordados en base a granos. Esta ha exportado entre julio y diciembre de 2012 -inclusive- 3.346 toneladas.

El director comercial del Grupo Tacuarembó/Marfrig, Marcelo Secco, afirmó a El País que lo primero que hay que entender es que las cuotas que posee el país son una exoneración arancelaria para el comprador y más allá de que existan o no, el cumplimiento de las mismas está atado a lo que ocurra en los distintos mercados. “Hay veces que lo que ofrece la cuota no es suficiente como para superar lo que pagan otros jugadores por la misma mercadería y entonces termina siendo dirigida a estos últimos”, explicó.

Secco afirmó que las tres cuotas más importantes que el país posee son la cuota Hilton, la cuota 481 y la cuota Estados Unidos (ver gráfico). En las dos primeras el industrial estimó que el volumen de colocación será bueno para el 2013, pero con características diferentes.

“Creemos que se dará un aumento paulatino en los volúmenes exportados desde Uruguay de cuota 481, tanto durante el 2013, como en los siguientes años. Una de las razones para ello es que en los primeros meses del 2012 no se realizaron ventas de este tipo”, afirmó el director de Marfrig Uruguay.

Secco sostuvo, sin embargo, que una de los problemas para que el crecimiento de la 481 en los volúmenes no sea mayor, es que el mercado europeo no se encuentra en un buen momento debido a la crisis económica que está viviendo. “Los importadores, a la hora de negociar las cotizaciones, nos afirman que ese 20% de arancel que no se paga, con relación a la cuota Hilton, casi que no se puede trasladar a los consumidores, ya que debido a los problemas financieros que estos están pasando, prima dentro de ciertos márgenes, el precio por sobre la calidad”, expresó.

Otro factor que juega en contra para que el aumento sea paulatino y no “explosivo” es el hecho de que a nivel operativo la 481 es más difícil de colocar que la cuota Hilton. “Mientras que quien importa Hilton tiene nichos específicos con mercados definidos, los pocos importadores de 481 deben comprar todo el animal y colocar una mayor diversidad de productos, lo cual es más complejo y en algunos casos reduce los márgenes de ganancia que puedan tener”, afirmó Secco.

Un factor clave para que se confirme el aumento de cuota 481 es la disponibilidad del ganado exigido.

“La relación en los costos internos para quienes trabajan a corral va a ser clave. Se necesita que no se dispare el precio de los granos -por un lado- y que la relación entre ganado flaco y gordo, no supere el 20% a favor de la primera de las dos categorías”, indicó el industrial.

“Otro factor fundamental es que Uruguay debe distribuir de forma más homogénea el envío de este tipo de carne y no hacerlo de golpe, como ocurrió en momentos del 2012. Esto complica la comercialización de la misma”, agregó.

La cuota Estados Unidos es en la actualidad y a nivel comercial, la más compleja de las principales a las que accede Uruguay, sostuvo.

Los cortes que allí se envían, por sus características, compiten con lo que se le vende a Rusia, principal comprador cárnico nacional en los últimos años.

El dinamismo de los mercados y lo que ambos puedan pagar definió en el pasado y definiría en el futuro qué volúmenes se enviarán. Este panorama se está agudizando con la entrada de un nuevo actor: China. Pasó no sólo a incrementar sus volúmenes desde Uruguay, sino también a llevar carne similar a la que demandan Estados Unidos y Rusia.

El Pais Digital

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *