11 de febrero de 2013 11:27 AM
Imprimir

Detectada carne equina en platos preparados de Findus en Reino Unido y Francia

CompartiremailFacebookTwitterEl pasado 8 de febrero, el fabricante británico de platos preparados Findus UK admitió que algunas de sus lasañas de ternera, suministradas por la compañía proveedora francesa Comigel, contenían carne de caballo. El fabricante informó que había retirado del mercado sus lasañas precocinas de 230, 360 y 500 gramos como “medida de precaución” después de […]

El pasado 8 de febrero, el fabricante británico de platos preparados Findus UK admitió que algunas de sus lasañas de ternera, suministradas por la compañía proveedora francesa Comigel, contenían carne de caballo.

El fabricante informó que había retirado del mercado sus lasañas precocinas de 230, 360 y 500 gramos como “medida de precaución” después de tener constancia de un “problema con el etiquetado” con su suministrador, Comigel, que también proporciona productos alimenticios a otras cadenas como Tesco y Aldi.

La Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA) señaló por su parte que analizó 18 productos de lasaña de ternera de la compañía, de los cuales 11 contenían entre el 60 y el 100% de carne equina.

La compañía británica insistió en que la decisión de apartar del mercado las lasañas no obedecía a ningún asunto relacionado con la seguridad alimentaria. En un comunicado, Findus UK reveló que tras llevar a cabo “una investigación concienzuda” en sus productos, corroboró que en las pruebas realizadas en las lasañas de carne de ternera, “producidas por un proveedor y no por Findus”, detectaron rastros de equino.

Posteriormente, se reveló que la carne de caballo detectada procedía de Rumanía, que era donde se había aprovisionado el grupo francés Spanghero, proveedor indirecto del gigante de los congelados.

Ese mismo día, la compañía retiraba de la venta tres platos precocinados en Francia ante la posibilidad de que contuvieran carne de caballo, algo que contradeciría lo impreso en las etiquetas de los productos. Por ello, eliminó de los supermercados los lotes que habían sido distribuidos.

Findus Francia justificaba estas medidas, que afectan a la lasaña boloñesa, el hachis parmentier y la musaka de su marca, por el “desafío moral y cultural” de lo que denominó un “problema de conformidad”, en concreto la carne de caballo detectada.

Los productos vendidos en España no están afectados

Por su parte, la filial de Findus en España ha aseverado que los productos de su marca que contienen ingredientes cárnicos y que se comercializan en España no están afectados por la presencia de carne equina, ya que se trata de productos fabricados por proveedores diferentes al de la Lasaña Findus en Reino Unido.

Findus España ha puntualizado que la Lasaña bolognesa y los canelones que comercializa en España están preparados con carne de ternera y son producidos por Audens Food, en la planta ubicada en la provincia de Barcelona.

Asimismo, la compañía defiende que todos los productos de Findus España que contienen carne “están certificados por sus proveedores”, que, además, confirman la carne utilizada y su procedencia geográfica.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *