11 de febrero de 2013 12:03 PM
Imprimir

Ruralistas apuran protesta tras rechazar presiones de AFIP sobre los sojeros

Los operativos, abarcaron entre miércoles y jueves último a miles de productores en Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe principalmente. En muchos casos, se trató de intimaciones para que en 48 horas se informara sobre el volumen de soja que cada productor tiene en su poder.

La dirigencia nacional agropecuaria repudió los “aprietes” que el Gobierno, a través de inspectores de la AFIP, intentó efectuar sobre los productores para que vendan la soja que todavía está guardada en acopios y campos. 

En la previa a una semana que estará cargada de pedidos de las bases por realizar un paro nacional, y que tendrá el viernes una jornada decisiva en la ciudad bonaerense de Pehuajó, la mesa de enlace rural –que integran Sociedad Rural, CRA, Coninagro y Federación Agraria– salió a “repudiar las intimaciones de las que son víctimas los productores agropecuarios, en una actitud claramente persecutoria y de afán recaudatorio en momentos en que todavía no ha comenzado la cosecha de soja”. 

Los operativos, abarcaron entre miércoles y jueves último a miles de productores en Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe principalmente. En muchos casos, se trató de intimaciones para que en 48 horas se informara sobre el volumen de soja que cada productor tiene en su poder.

Los stocks a informar son al 31 de enero último, con lo cual la AFIP lo que busca es “saber cuánta soja se tiene hoy”, comentó Sebastián Campo, productor rural de la zona de Pergamino, al relatar por radio América cómo fue el requerimiento que le hicieron llegar los inspectores de Ricardo Echegaray.

Campo resaltó que en su caso “no hubo ningún tipo de presión”, sino un requerimiento de información a responder “en 48 horas hábiles”. Y sostuvo que el formulario pedía precisiones: “Quieren saber si uno lo tiene en un campo, o si lo tiene en acopio o cooperativa. Si es ese último caso, hay que informar nombre del acopio, CUIT, dirección y localidad”.

Además, Campo relató lo que a muchos les sucede: por la mala campaña 2011/12, prácticamente ya no tienen soja.

En tanto, al criticar al Gobierno por “continuar empecinado en atacar a uno de los sectores más pujantes de la Argentina”, la mesa de enlace agropecuaria aclaró que está “de acuerdo con el control fiscal, pero la amenaza, la persecución e infundir miedo, son cosas muy distintas”.

Y recomendó a los productores cómo actuar ante los requerimientos de AFIP. “Los inspectores no están autorizados a ingresar a los campos, salvo orden de allanamiento La potestad del ingreso era una facultad de la disuelta ONCCA que no fue transferido a la AFIP. El productor puede ser notificado, pero tendrá un plazo de 10 días hábiles contados a partir del día siguiente al de la notificación para contestar ese requerimiento”, sostuvo la mesa de enlace en un comunicado.

El nucleamiento de las gremiales rurales, además, reafirmó “la libertad de los productores para vender el fruto de su esfuerzo en el momento en que crean conveniente, sin presiones ni intimidaciones de ningún tipo. Los productores no deben dejarse intimidar, deben resguardar sus derechos y la libertad que poseen”.

Las inspecciones de AFIP llegaron una semana antes de la realización en Pehuajó de una asamblea de productores que se cree será masivay de donde surgiría al menos un cronograma de protestas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *