11 de febrero de 2013 13:31 PM
Imprimir

Chile, el primero de la clase

La exportación y la inversión extranjera son dos ejes fundamentales de la economía chilena.

El país se extiende a lo largo de la parte sur de la cordillera de los Andes y cuenta con más de 4.000 kilómetros de fachada al océano Pacífico. Estas dos características definen un ámbito geográfico que abarca todo tipo de paisajes: desde los desiertos del norte a las zonas polares de sus tierras del sur, sin olvidar las regiones de clima mediterráneo, los fiordos y los bosques australes.

 

Además de todas las posibilidades que ofrece el marco geográfico y la abundancia de materias primas, las sucesivas Administraciones chilenas de las dos últimas décadas han conseguido llevar a término una buena evolución económica reconocida por los diferentes analistas internacionales. Por su parte, The Economist Intelligence Unit señala a Chile como el mejor país de América Latina para hacer negocios: le considera líder en competitividad y la economía más libre de su área geográfica.

 

El tamaño del mercado no es muy grande, unos 17 millones de habitantes, pero la firma de acuerdos comerciales con más de 59 países permite a las empresas allí establecidas acceder desde Chile a un mercado teórico de más de 4.000 millones de habitantes. De hecho, es el Estado que tiene suscritos más acuerdos comerciales con otros países en todo el mundo.

 

Desde un punto de vista macroeconómico, según los datos del Banco Central de Chile, en el año 2012 el PIB del país registró un crecimiento de entre el 4,75% y el 5,25%. Para este año, las previsiones de esta misma fuente estiman una evolución algo menor, entre el 4% y el 5%. Esta favorable trayectoria se basa, en buena medida, en la consolidación de una política económica estable, en la apertura económica y en la decidida integración internacional de Chile en el mundo.

 

Inversión extranjera

Chile destaca en el continente americano por su política de atracción de inversiones, que pivota sobre mecanismos jurídicos claros y estables basados en tres principios: igualdad de trato entre nacionales y extranjeros, libre acceso a casi todos los sectores económicos y mínima intervención del Estado en la actividad de los inversores. Así, la confianza que genera su crecimiento económico sostenido, la transparencia de su legislación y el buen manejo macroeconómico de la crisis hacen de Chile uno de los países más dinámicos de la región y un importante receptor de inversión extranjera. Según el último informe elaborado por la UNCTAD, las inversiones en el año 2011 alcanzaron allí los 17.300 millones de dólares y registraron un incremento del 12,5% respecto al ejercicio anterior, lo que coloca a Chile en la sexta posición mundial como receptor de inversión extranjera directa (IED).

 

Precisamente desde el punto de vista de la inversión, los sectores con mayor demanda en el país son: energías renovables, eficiencia energética, tecnologías de la información, logística, distribución, salud, bienestar, seguridad privada, construcción de oficinas y hospitales, transporte, actividades vinculadas al turismo, servicios personales, servicios empresariales y financieros, y medio ambiente. Además, existe un programa de concesiones del Ministerio de Obras Públicas que incluye licitaciones en autopistas, hospitales y transporte ferroviario, en concreto para el metro.

 

España ocupa una posición muy destacada como inversor en Chile. En el año 2011, último que cuenta con datos cerrados, fue el tercer inversor con casi el 20% del total, tras Japón y Canadá. La inversión española se dirigió entonces al sector de los seguros, servicios a empresas, agricultura, electricidad, gas y agua, por este orden. No obstante, día a día la inversión española se acrecienta con pequeñas y medianas empresas de los más variados sectores productivos. Para facilitar el flujo inversor entre España y Chile hay firmado un convenio de doble imposición que establece que los beneficios empresariales solo pueden someterse a imposición en un país, salvo que la empresa realice su actividad en el otro mediante un establecimiento permanente. También hay firmado desde el año 1991 un Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones.

 

Existen dos mecanismos que regulan las inversiones extranjeras: el Estatuto de la Inversión Extranjera o Decreto Ley 600 y el artículo 47 de la Ley Orgánica Constitucional del Banco Central. Además, existe una tercera vía a través de la Ley Nº 18.657, que ordena la figura jurídica del Fondo de Inversión del Capital Extranjero (FICE), aunque en este caso los capitales invertidos se han de amparar en uno de los dos mecanismos anteriores.

 

Chile ofrece al inversor extranjero amplias garantías: la participación en el capital puede llegar al 100%, no existen plazos máximos para la vigencia de los derechos de propiedad adquiridos por los extranjeros, el capital puede ser repatriado después de un año y los beneficios tan pronto como se generen.

 

Las inversiones productivas cuyo importe sea superior a cinco millones de dólares (2,5 millones en el caso de bienes físicos, tecnología, capitalización de beneficios o créditos) se instrumentan a través de un contrato ley con la República de Chile que no puede ser modificado por cambios posteriores en la ley.

 

La Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) es el organismo chileno que impulsa el desarrollo productivo, la innovación y el apoyo a la pyme. A su vez, el Gobierno chileno, en febrero de 2012, potenció el Comité de Inversiones Extranjeras (CIE) como agencia única de atracción de inversión extranjera al país. Este organismo representa a Chile en sus relaciones con los inversores extranjeros y fomenta el posicionamiento del país como enclave activo para los negocios internacionales. Provee de información interna, vela por la correcta aplicación del Estatuto de la Inversión Extranjera, informa sobre el clima para los negocios en Chile y sobre oportunidades concretas, representa a la República de Chile ante la posible demanda de inversores extranjeros y publica un registro actualizado sobre la inversión exterior en el país.
JAVIER SANTOS / DIVISIÓN DE IMPLANTACIÓN EN EL EXTERIOR Y COOPERACIÓN EMPRESARIAL. ICEX

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *