11 de febrero de 2013 15:44 PM
Imprimir

Griesa apunta ahora contra las cuentas del Banco Nación en el exterior

El juez, a pedido de los fondos buitre, pidió información acerca de las cuentas del banco en más de 15 países. Dice que el BNA actuó de "mala fe" al no presentar documentación.

A pocos días la audiencia final entre Argentina y los fondos buitre, se siguen conociendo novedades desde los tribunales de EEUU. En esta oportunidad, y en una demanda paralela, el juez neoyorquino Thomas Griesa dictaminó que avanzará en el proceso de “descubrimiento” de cuentas en el exterior del Banco de la Nación Argentina (BNA) en aproximadamente 15 países.

Esta decisión, que según el mismo juez no está operativa y dependerá de una audiencia para más adelante, obligaría a la divulgación mundial de los movimientos de fondos por parte de la Argentina y algunos funcionarios argentinos clave a través de la banca estatal.

En un extenso escrito, al que accedió Infobae (ver Documentos Relacionados), Griesa vuelve a fustigar contra el Banco Nación (como la hacía contra el Gobierno) al decir que la entidad tuvo “mala fe” al no presentar la información requerida por el tribunal y el demandante (el fondo NML de Paul Singer). Sucede que este caso data del 2010.  

En junio de ese año NML cita al BNA. El 10 de febrero del 2011, BNA presenta una moción para que no se obligue a informar cuentas en el exterior. “Los motivos de oposición a informar era porque no quería violar la Ley de Inmunidad Soberana Extranjera (FSIA), y el cumplimiento de la citación violaría el secreto bancario de la Argentina y las leyes de protección de datos”, fue el argumento del BNA.

El 2 de septiembre de 2011 el tribunal accedió a la petición de NML para obligar a que informen las cuentas en el exterior de la Argentina en el BNA (si bien NML acordó modificar el alcance para no buscar información relativa a los depósitos en Argentina o transferencias intra-Argentina, y eliminar de la definición de “Argentina” todas las personas físicas excepto la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex presidente Néstor Kirchner).

El 14 de octubre 2011 y el 11 de noviembre de ese año, el tribunal denegó ambas peticiones de la Argentina. El 14 de diciembre 2011 el tribunal ordenó nuevamente a BNA proporcionar todos los documentos que responden a la citación a NML.

Ya en enero del 2012, BNA reprodujo los registros mantenidos en los EEUU (tanto en la sucursal del banco en Nueva York como en su agencia en Miami). Sin embargo, dice Griesa, “BNA no incluyó los registros mantenidos fuera de los Estados Unidos y dijo a la corte que se debe a que abogados externos habían informado que la divulgación de la información confidencial de los clientes es ilegal en esos países a menos que los tribunales locales concedieran la autorización”.

Pasaron los meses y Griesa, como no podía ser de otra manera, se “hartó” de las dilaciones de Banco Nación. “Los tribunales han encontrado que la información sobre los activos de una parte a los efectos de la aplicación de un juicio es crucial y la importancia pesa en favor de la divulgación”, dispara Griesa.

“Por último, no hay evidencia de que los gobiernos de los países extranjeros se han opuesto a la divulgación en este caso”, agrega.

“BNA afirma que ha actuado de buena fe, ya que ha hecho todo lo que pudo sin violar las leyes extranjeras. Sin embargo, este Tribunal ya ha determinado que BNA ha actuado de mala fe al no presentar sus argumentos de que la ley extranjera prohíbe descubrimientos hace más de un año y medio”, vuelve a arremeter el juez neoyorquino en el escrito.

El tribunal concluye que el cumplimiento de la citación se justifica en este caso, incluso si se trata de una violación de las leyes de países extranjeros. “El tribunal consideró que el acusado no había actuado de buena fe, donde luchó contra la divulgación durante varios meses antes de afirmar que el derecho extranjero presenta un problema. Este factor, por lo tanto, una vez más pesa en favor de la divulgación”, señalan. “La corte tendrá una audiencia adicional para determinar las nuevas medidas que se deben tomar”, finalizó Griesa.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *