17 de marzo de 2010 07:12 AM
Imprimir

Chile tendrá nueva referencia de medición en el cluster agroalimentario

Omitir factores que pueden alterar el contenido y la calidad de la oferta, tales como la presencia de humedad en los productos, puede cerrar mercados, causar pérdidas y alterar la imagen de una empresa. Esta es una decisión de negocio que hoy deben evaluar las Pymes para ser más competitivas

Agregar la variable “humedad” como una nueva referencia en la Red Nacional de Metrología, para que pueda ser trazada y comparada a nivel internacional -especialmente en productos agrícolas y alimenticios-, es el objetivo de un trabajo que hoy desarrolla el Instituto Nacional de Normalización (INN), gracias al respaldo Ministerio de Agricultura, a través de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

Se trata del Programa de Desarrollo Tecnológico (PDT) “Formalización de un Sistema de Aseguramiento Metrológico como soporte a la evaluación de la conformidad en el área de la producción de alimentos, la Red Nacional de Metrología (RNM) como infraestructura habilitante”, que es ejecutado por el INN junto a la Empresa Nacional de Aeronáutica (ENAER), Instituto de Investigaciones y Control del Ejército (IDIC), Centro de Estudios de Medición y Certificación de Calidad (CESMEC S.A.), Calibraciones Industriales (CISA S.A.), DICTUC, Universidad de Concepción y la Fundación Chile.

La iniciativa, aplicada al cluster alimentario y que finalizará el 2011, abarca las regiones de Taparacá, Metropolitana y del Biobío. Su costo total es de $846.685.210, al cual FIA aportó $568.685.210 (67%).

Su objetivo es contribuir a mejorar la calidad de las mediciones en el sector agroalimentario, asegurando que éstas sean trazables y comparables a nivel nacional e internacional.

A su vez, implica desarrollar la magnitud “humedad”, como un factor inserto en la RNM, para cubrir requerimientos de humedad ambiental, punto de rocío y humedad de sólidos, de tal modo que los procesos relacionados con esta medición tengan el adecuado aseguramiento metrológico.

Este elemento es necesario detectarlo en las etapas de procesamiento de la materia prima, preservación, almacenamiento, determinaciones de peso (gravimetría) y transporte, porque los empresarios efectúan transacciones comerciales asociadas a “cantidad” (kilogramos).

El jefe de la División de Metrología del INN y coordinador del programa, Rubén Verdugo, señaló que “una inadecuada medición de humedad genera pérdidas económicas, castigo en el valor del producto enviado, junto con rechazos de volúmenes por mala calidad. El costo de incorporar mayores elementos de control metrológicos es marginal respecto de los costos que trae una mala imagen corporativa o cierre de mercados, porque reduzco los riesgos asociados en un escenario de no control. La presencia de humedad significa que podemos estar vendiendo o comprando agua”, aseveró.

Lo anterior es un elemento a considerar para las Pymes agroindustriales, ya que es el segmento que más genera empleos y divisas para el país.

Por ello, este PDT también contempla mantener las capacidades técnicas de los laboratorios nacionales integrantes de la Red, en términos de la trazabilidad, comparabilidad de las magnitudes y reconocimientos. A su vez, será necesario vincular a quienes integran el proceso de producción, evaluación de conformidad y aseguramiento metrológico, en grupos técnicos para homologar criterios y crear una red de trabajo.

Laboratorio Nacional

Los países hoy desarrollan y aplican en forma constante tecnología para analizar las características físico-químicas (peso y composición) de los productos comercializados tanto agrícolas, forestales (calidad de secado de maderas, fabricación de muebles y para la elaboración del papel) como alimentos procesados.

Y aquí es donde entra la metrología, la que es definida por la RNM como una “ciencia que se ocupa de las mediciones, unidades de medida y de los equipos utilizados para efectuarlas, así como de su verificación y calibración periódica. Algunos la definen como el arte de las mediciones correctas y confiables”.

Según el profesional del INN, en Chile hay laboratorios que realizan la calibración de higrómetros y otros elementos de medición de humedad, aun cuando no tienen la acreditación ISO 17025 sobre competencia técnica de los laboratorios de ensayo y calibración.

Sin embargo, indicó el coordinador del programa, “lo que necesita el país es un Laboratorio Nacional de Humedad -integrante de la RNM- que sea capaz de dar trazabilidad a la medición de humedad, de tal modo que los laboratorios de ensayo que operen como laboratorios de control de calidad de procesos, tengan certeza sobre los métodos y los instrumentos asociados a la medición de esa variable. La puesta en marcha de este laboratorio tiene un valor de $83 millones”.

Se presume que al final de un año de trabajo, la RNM podría tener un Laboratorio Nacional de Humedad que permita dar trazabilidad y comparabilidad a las mediciones que efectúen diferentes usuarios.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *