14 de febrero de 2013 00:42 AM
Imprimir

Molinos Río: ajustada a ciclo sojero contraído

La "huella" es potenciar el negocio con soja, además de estar atenta a negocios locales o externos. Y el respaldo cuenta con $ 525 millones en "reserva", con ligero negativo en "acumulados".
Acusa en sus nueve meses una disminución del ritmo que llevaba en 2011 a esta altura, si bien se mantiene con números netos favorables. Explica la compañía que: la reducción del resultado «operativo» -respecto del pasado-tiene su principal causa en la disminución de la cosecha de «soja» argentina -en 2011/2012- respecto de lo cosechado en el período anterior. Tal contrariedad impactó en los márgenes del negocio y derivó en una merma de sumas positivas para el segmento «graneles» (que resulta su columna vertebral). Traducido a números de sus nueve meses, lo que antes fueron $ 498 millones de beneficios «operativos» ahora se contrajeron a $ 368 millones: diferencia de buen calibre, en contra, donde también puede apuntarse que el ritmo de «gastos» naturales ha venido moviéndose en buena medida respecto del año anterior. Después, en la zona baja del cuadro, debió asumir mayores erogaciones por lo «financiero» y que rozó los $ 500 millones en este período. El tercer trimestre marcó un beneficio de $ 70 millones, y constituyó el grueso de sus saldos netos, que arribaron a los $ 80 millones de utilidad. En su segmento de alimentos «de marca», sostuvo un ritmo de volumen pare-jo con 2011 (en torno a 431.000 t), pero en lo referido a «graneles», disminuyó de casi los 3,8 millones (gran parte, exportada) a no más de 3,5 millones de este ejercicio. Lo que avala los causales invocados, en la merma de resultados. Falta conocer el re-mate de 2012, oportunidad para poder abreviar la brecha que la separa.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *